Cambia tu realidad en cada momento del ahora

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp

Hoy vamos a hablar del tiempo. Y no me refiero al estado del clima, sino a la importancia de conocer la naturaleza del presente, pasado y futuro, así como de la existencia de una superposición de esos tres tiempos en cada momento del ahora.

Resulta esencial tener conocimiento de la dinámica de los tiempos, ya que puedes experimentar bloqueos provocados por un apego al pasado o un temor al futuro. Crees que nada puede cambiar y que todo ya está escrito. Ahora verás que tal cosa está muy alejada de la verdad. Puedes cambiar tu realidad a cada momento del ahora.

Algunas acciones necesarias

Recuerda que estás en el umbral de un despertar cuántico y que debes utilizar herramientas para transformar la energía negativa que tienes y que genera bloqueos. Recuerda que eres un ser de potencial infinito, a igualdad y semejanza de Dios. No tienes límite alguno.

También hemos mencionado la necesidad de tener un alma purificada, y que para lograrlo hay que limpiar toda la basura emocional que acarreas en este momento. Debes empezar a transformarla para salir de esa oscilación entre frecuencias altas y bajas dictada por la Ley del Ritmo.

Asimismo, hemos establecido la importancia de saber cuál es tu punto de elección como observador en el campo cuántico, ya que con él decides todo lo que quieres que llegue a tu vida.

Debes vivir en el presente

Ahora vamos a hablar del tiempo actual, el que vives ahora mismo, y que coexiste con el pasado y el futuro. Lo primero que debes saber es que la frecuencia vibracional que tienes en este tiempo actual es la que está colapsando todas tus observaciones dentro del campo cuántico.

Por eso insisto en que te es fundamental vivir en el aquí y el ahora, porque estás creando tu realidad a cada momento del presente. Ese es el único tiempo que debes tener en cuenta. Es en el que debes sostenerte, y no en el pasado o el futuro. Si tu mente no está en el presente, tu ser no está aquí.

Muchas personas dicen: «¿Cómo es posible que seres tan avanzados y evolucionados espiritualmente como nosotros estemos manifestando tanta carencia?». Lo que ocurre es que al estar enfocado en pasados dolorosos y futuros catastróficos, no dejas entrar a ese ser de tan alta evolución espiritual a tu cuerpo físico.

Cuando solo piensas en los desastres que van a venir en cualquier momento o te aferras a acontecimientos adversos ya ocurridos, tu ser espiritual, ese magnífico ser que lo sabe todo y que es igual a Dios, no puede entrar en ti. Está esperando que le autorices la entrada, pero al permanecer apegado a tiempos distintos al presente no se lo permites.

Puedes experimentar la entrada de tu verdadero ser al realizar alguna de las meditaciones que te he compartido. ¿Por qué? Porque en ellas puedes acceder a un estado de vacío en cuanto a apegos y miedos, y en ese momento tu ser espiritual entra en tu cuerpo físico, transformándolo en algo completamente distinto. Ahora está conectado con la Fuente.

Técnica del Perdón

La energía es eterna, pero fácil de transformar

La coexistencia entre pasados y futuros sucede permanentemente, a pesar de que tengas la mente en blanco y hayas permitido que tu ser espiritual entre en ti. Esto ocurre porque el pasado está grabado en cada una de tus moléculas, así como en tus cuerpos físico, emocional, mental y espiritual. Todo lo que hiciste en el pasado está aquí contigo.

Está dentro de eso que yo llamo «la mochila», y que Jesús representó con la cruz. En esa mochila cargas todos tus pensamientos y acciones desde el origen mismo de tu creación. Recuerda que la energía es eterna. Cada vez que te enojas eternizas ese enojo. Cada vez que dices «te odio», eternizas el odio. Cada vez que dices «te amo», eternizas el amor.

Así que cuidado con lo que dices y piensas, porque todo queda grabado en un flujo de energía eterna. Sin embargo, la buena noticia es que no somos esclavos de nuestro pasado, porque esa energía eterna es fácilmente transformable. Somos potencial infinito y poder absoluto, a semejanza de Dios. ¿Y crees que Dios no puede transformar la energía?

Se puede transformar al constituirnos como observadores conscientes dentro del campo cuántico. Es el mismo proceso que has seguido para atraer todo lo que te ha sucedido en tu vida, como cuando has dicho «te odio» y al decir eso has atraído odio a ti, porque ¿quién siente en realidad ese odio? ¿La persona a la que le has dicho eso, o tú?

El sentimiento lo tienes tú y no el otro. ¿Y a quién perjudica ese acto, y por cuánto tiempo? A ti, eternamente. Pero como observador en el campo cuántico y con tu poder infinito, eres capaz de transformar ese «te odio», en un «te amo».

El pasado es inestable

Recuerda que solo el tiempo presente es capaz de colapsar la energía que formará lo que va a venir a tu vida. Debes vivir en este aquí y ahora, cuidando la frecuencia vibracional que tienes en cada momento. Dicha frecuencia define lo qué estás observando en el campo cuántico, y por ello, lo que estás colapsando hacia tu vida.

En este tiempo actual que vives, seleccionas un pasado para construir tu ahora. Creas tu actualidad con la energía del pasado emanada a partir de los actos que has realizado y los pensamientos que has tenido. Creas sucesos actuales a partir de memorias del pasado, porque el campo cuántico precisa de la observación de algo para poder crear.

Y ese pasado del cual extraes memorias es inestable. No lo es porque no haya sucedido, sino porque lo puedes cambiar. A lo largo de toda tu vida observas de forma consciente o inconsciente algo dentro del campo cuántico, y al observarlo, lo eliges. Eres un ser de libre albedrío, y por ello, nadie más lo hace por ti.

¿Pero qué pasa con la mayoría de dichas selecciones? Que las realizas con tu mente inconsciente. Ella selecciona por ti, porque tú no lo estás haciendo de forma consciente. ¿Por qué? Porque mientras permaneces apegado al pasado o pensando en el futuro, tu mente inconsciente toma el control y selecciona las memorias que llegan a ti.

¿Cómo las selecciona? Sacándolas del banco de datos que se encuentra dentro de tu cuerpo físico. Ese banco incluye, además de los sucesos vividos por ti, las memorias ancestrales y heredadas que están dentro de tu ADN y que proceden de tu linaje materno o paterno. En resumen, tienes dentro de ti las memorias de toda la humanidad.

Modifica ese pasado a tu favor

Asimismo, la mente inconsciente elige memorias que están dentro de nuestros cuerpos mental, emocional y espiritual. Elige, proyecta y crea a cada instante. Cada una de tus acciones necesita de una observación en el campo cuántico. Así se crea el holograma de todo lo que estás viviendo.

Eres un ser que observa y luego proyecta. Eres el creador de tu vida, construyéndola a partir de observaciones en el campo cuántico. Dichas observaciones son definidas usualmente por la selección de una memoria específica. Así pues, ten en cuenta que ese pasado que seleccionas y que construye tu vida es inestable. Se puede modificar.

Y lo modificas con el poder infinito que posees, entrando a tu mente inconsciente para verificar qué es lo que está observando y constatar con qué material está creando tu ahora. En efecto, el pasado está grabado en tus cuerpos físico, mental, emocional y espiritual, y tu mente está obteniendo de él la información para crear.

Pero si te mantienes atento al presente y a tus observaciones en el campo cuántico, puedes cambiar el pasado. ¿Cómo? Diciéndole a tu mente inconsciente: «¡Oye! Esa memoria que estás observando no la quiero. Ahora estoy consciente y yo doy las órdenes». Entras en tu mente inconsciente y cambias su observación.

¿Cómo se detona una memoria en ti?

Supongamos que tienes una memoria en la que alguien te hizo sufrir un accidente en el siglo pasado, y que ese alguien está ahora dentro de tu holograma actual. El daño que te causó tal suceso está grabado en tu banco de datos, y cuando el ser que ocasionó el accidente se presenta en tu vida, esa memoria se detona.

Quizás es el padre de un compañerito escolar de tu hijo. La memoria del accidente se detonó en el momento en que lo viste. Esa persona te resulta familiar, y hasta te haces su amigo. Sin embargo, esa memoria se ha detonado y tu mente inconsciente la observa. Después de dicha observación, esa memoria detonada se manifestará en tu realidad.

Y entonces un día sales al colegio, y de pronto, te accidentas en el coche. ¿Por qué? Porque esa memoria detonada fue observada en el campo cuántico, y así, no pasa mucho tiempo antes de que esa experiencia pasada se repita. Y no la repites porque el destino sea malo, sino porque ha sido el resultado de una observación.

Así es como el pasado se superpone con tu presente. Sin embargo, ahora que estás despierto, sabes que es inestable. Ahora, en el mismo instante en que percibes memorias detonadas, puedes neutralizarlas. Transformas la energía del pasado, y al transformarla, lo modificas.

Puedes dar una orden con tu presencia Yo Soy para que esa memoria se neutralice. Recuerda que la energía es eterna, pero transformable. Esa energía permanece contigo, pero al transformarla ya no es una carga más en tu mochila.

El futuro es infinito

Ya sabes que el átomo está compuesto por un núcleo y un campo de electrones que giran a su alrededor. El 96 por ciento del átomo es ese campo, y esa energía que gira en torno al núcleo atómico es el campo de las infinitas posibilidades. Está en todas partes. Toca tu cuerpo; allí está. Toca todo lo que te rodea. También allí. Todo es átomo.

Esto significa que hay infinitas posibilidades girando a tu alrededor en este mismo instante, siguiéndote segundo a segundo. Todo este campo te dice: «Decide y pide». Pero tú, en vez de pedir, estás pensando: «¿El banco me prestará dinero para pagar mis deudas? Si no me lo dan, estoy perdido».

¡Pero si estás en el campo de las infinitas posibilidades! Estás rodeado de ellas, pero tú, agobiado por tu mente, estás pensando solo en una, y además, en la menos acertada, porque la estás construyendo con memorias de pobreza y carencia. Con memorias de bancarrotas y de haber perdido millones.

Con memorias de miseria y hambre; con memorias de haber sido muy rico, pero muy infeliz. Detrás de todas ellas está el miedo a ganar dinero, a perderlo, a la abundancia y a la pobreza. Entonces, al observar eso, repites la misma experiencia de carencia en este tiempo actual.

Observa y elige lo mejor

Recuerda que estás construyendo todas tus posibilidades de futuro en cada momento del ahora. Con un pasado inestable creas un futuro infinito. Puedes seleccionar la posibilidad más atractiva de ese pasado y no la más dolorosa, observada a partir de las memorias adversas que se han disparado en ti.

Pasado, presente y futuro coexisten en este instante, pero solo puedes cambiar tu realidad en este ahora, transformando conscientemente el pasado inestable. Debes neutralizar toda tu energía negativa, y con esa misma energía que ha quedado transformada, das la orden de no observar más esas memorias negativas.

Elige siempre una posibilidad favorable. Puedes decir por ejemplo: «De aquí a fin de mes tengo más dinero de lo que gasto». Eres poder infinito. No pienses solo en cobrar un sueldo y pedir prestado. Si te limitas a una o dos visiones no estás en el campo de las infinitas posibilidades.

Primero debes neutralizar esa energía en la cual estás teniendo miedo a la pobreza. Por ejemplo, dices: «En este tiempo del ahora cambio mi realidad. De aquí a fin de mes tengo todo pagado y tengo más dinero de lo que gasto». Expresa todo en tiempo presente y da la orden. ¿De dónde vendrá el dinero? No importa. Hay infinitas posibilidades.

La nueva realidad

En el campo cuántico, no solamente tienes infinitas posibilidades de elección, sino que esa elección que has hecho puede venir a ti de infinitas maneras. Esta es la realidad en la cual debes empezar a vivir, porque es la única que existe hoy en día en la Tierra.

Ha terminado la Era de Piscis, en la que todos estuvimos controlados a través del miedo. Se nos inocularon cientos de miedos, empezando por el temor a Dios. El miedo a un Dios externo a nosotros que castiga todos nuestros pecados. Esos miedos nos ayudaron a traspasar eras caóticas, pero ya no los necesitamos más.

Se puede dominar fácilmente a una persona si le inoculas temor. El poder económico y las religiones han construido infinidad de miedos. Con ellos nos mantuvieron atados, permitiendo que muy pocos dominaran al resto de la población. ¿Quién construyó un Dios castigador y la idea del pecado? ¿Quién inventó el miedo a la pobreza y a la abundancia?

Las guerras traen miedo a la pobreza. ¿Y quién trajo las guerras? Hasta ahora hemos sido víctimas de muchos mecanismos de control, pero eso se acabó. Estamos en una nueva Tierra donde van a imperar la libertad, el amor y el equilibrio. Todos viviremos los mismos derechos, porque todos entraremos en el campo de las infinitas posibilidades.

Para ello trabajamos en este tiempo actual. Vamos a observar qué pasados desfavorables nos han inoculado. Cuando los detectes en ti, di: «No, ya no observo más eso, porque ahora me reconozco como poder infinito. Soy Presencia Yo Soy, Dios en acción, y soy libre«. Cuando empieces a manifestar ese poder, no tendrás límite alguno.

Un consejo a médicos, abogados y maestros

La enfermedad también fue creada e inoculada. Amo la medicina y a los médicos, pero debo decir que se convierten en creadores de enfermedades cada vez que las observan en el campo cuántico y cada vez que se las comunican de manera poco favorable a los seres hermosos de potencial infinito que somos.

Entonces, y esto va sobre todo para los médicos que ya tienen consciencia expansiva, tengan cuidado en cómo comunican los diagnósticos, porque podrían estar creando y recreando la enfermedad en vez de sanarla. Podrían estar impidiendo que un ser que tiene el poder infinito para sanarse no se cure.

Hay que aprender a hablar correctamente dentro de este arte de la medicina, porque no solamente podrías estar recreando y sosteniendo la enfermedad, sino que te estás entrelazando kármicamente con esos procesos al convertirte en su observador dentro del campo cuántico.

Es muy importante que sepas hablar a tus pacientes con corrección cuántica. Puedes comunicarles un diagnóstico sin engañar ni mentir, pero dándole vuelta en un sentido positivo, manifestándoles sanación.

Incluso puedes transformar las memorias que causan enfermedad en quienes atiendes. El poder con el que trabajas en este despertar cuántico es extraordinario. Esto mismo se aplica a quienes son parte del sistema judicial y educativo. Debemos aprender a hablar con las personas a las que servimos, porque podemos serles de mucho bien.

Cuanto más das a otros, más recibes.

Una hermosa misión

El Universo es materia y energía. No hay nada más. Y esta materia y energía se comportan de diferente forma, dependiendo del entorno y la situación. Por esto resulta fundamental conocer su dinámica. Si logras manejar eso, ya tienes el control de tu vida y podrás ayudar y favorecer a muchos otros en vez de aplastarlos.

Hasta hoy, muchos conocedores de estos procesos energéticos los han usado para dominar al resto de la humanidad. En la Era de Piscis, ese dominio se ejercía incluso dentro del hogar, con padres y madres tiránicos.

El poder de unos sobre otros debe irse definitivamente de esta Tierra. Será reemplazado con el poder de todos para el bien de todos. Tu poder unido a mi poder, y así, al unirnos uno a uno dentro de nuestro propio poder, destruiremos por completo todas las barreras que nos impusieron.

También haremos que desaparezca toda la falsa información sobre un Dios castigador, así como los miedos inoculados por gobiernos y religiones. Unidos podemos borrar por completo el poder de unos sobre otros. No falta mucho tiempo para que eso suceda. Estamos despertando, unidos en el poder de nuestra Presencia Yo Soy.

No tenemos ni siquiera que organizarnos en grupos de lucha; basta con ser observadores conscientes del campo cuántico, manejando a nuestro favor pasado y futuro al vivir solo en el presente. Ahora sabes que tienes un presente eterno en el que debes vivir, un pasado inestable que puedes cambiar y un futuro infinito que puedes construir.

Tu nueva vida

Al ser un observador consciente, desaparecerá de ti toda ambición desmedida, porque podrás tener todo lo que quieras. Ni siquiera te importará tener millones en tu cuenta bancaria, porque, al ser capaz de crear todo lo que quieres que llegue a tu vida minuto a minuto, ¿para qué querrías dinero?

¿Para qué querrías acumular miles de millones, si tienes el banco universal de la abundancia en tus manos? ¿Por qué te preocuparía amasar fortunas monetarias, si puedes construirlo todo en este momento del ahora con los futuros infinitos que tienes? Si conoces la dinámica del tiempo, puedes elegir mil futuros potenciales fantásticos.

Este poder radica solamente en ser un observador consciente. ¿Quién podría elegir conscientemente la pobreza, el miedo y la enfermedad? Todos queremos salud, libertad y abundancia.

Cambiar tu realidad a cada momento del ahora es todo un aprendizaje. Es un verdadero despertar cuántico. No eres rehén de la materia. Eres libre y cien por ciento responsable de tus procesos creativos. No necesitas de nada ni de nadie para crear en ti lo que deseas.

Utilizas el cien por ciento de tu potencial al entrar en el campo de las infinitas posibilidades, neutralizar las energías del pasado inestable que están creando miedo en ti, y observar de forma consciente el futuro infinito. Al hacer eso te liberas de la dependencia a cualquier factor externo a ti.

Despierta y manifiesta tu poder

Alíneate con la vida

Entonces ya no te importa quién va a venir a gobernar. Te olvidas de eso, porque quién gobierna lo hace para los dormidos y no para los despiertos. Si conoces la dinámica de los tiempos y sabes que puedes cambiarlo todo con tu poder infinito, ya estás despierto. A ti no te gobiernan. Eres libre por siempre y para siempre.

Vas a elegir dónde vivir y dónde actuar; si te molesta la vibración de la gente que hay alrededor tuyo y que está dormida, podrás irte. Y podrás hacerlo desde el amor, la libertad y el equilibrio de tu propia existencia. No lo harás huyendo de una realidad en la que construyes futuros potenciales desfavorables desde la carencia.

Despierta tu poder infinito y trabaja con los tres tiempos. Ante todo, ánclate al presente y construye tu futuro potencial desde la abundancia. Si lo haces, comprobarás qué distinto es ahora todo; has empezado a crear lo que de verdad deseas.

Tienes un poder a igualdad y semejanza de Dios. No hay nada ni nadie que pueda impedir que eso que deseas se manifieste en tu vida. Nunca más volverás a ser esclavo de la materia. Eres un Dios vivo: Ahora es tiempo de manifiestar ese poder.

Están abiertas las inscripciones para el Workshop: El Código de la Abundancia. Es del 10 al 13 de Enero. 100% online gratuito. Haz tu inscripción haciendo click aquí.

Si te gustó este artículo y quieres profundizar más en este tema, te recomiendo que leas el artículo anterior: Permite que la luz descienda sobre la Tierra