Elimina tu resistencia y encuentra la verdad

Share on facebook
Share on google
Share on telegram
Share on whatsapp

¿Estás teniendo auto sabotajes en tu vida? ¿Pensamientos negativos? 

Si buscas la verdad, sólo tienes que mirar detrás de tu resistencia.

Saint Germain dice: La actividad descontrolada de vuestros pensamientos y de todo lo externo, aquello que la personalidad hace, recalifica la energía que viene perfecta a vosotros.

Cuando esta energía que es mi presencia Yo Soy encuentra una resistencia, en vez de entrar en perfección, se recalifica. Choca con nuestra personalidad, y es en ese momento cuando surgen los auto sabotajes, pensamientos negativos y resentimientos.

Identifica las resistencias ocultas

Muchas personas dicen: “Yo perdono, pero no olvido”. Eso es resistencia. Fíjate en todas las cosas que no te gustan de tu vida, y descubrirás que en aquello que no deseas, ahí está tu resistencia.

Nos resistimos a muchas cosas en cuanto al dinero y la salud. Aunque no lo creas, puedes resistirte incluso a tener prosperidad económica y a estar sano, porque no puedes perdonar, porque no puedes dejar atrás el resentimiento, o porque te conviene adoptar el papel de víctima y recibir así atención y compañía.

De esta manera, tú mismo estás creando tu situación desfavorable, al recalificar esa energía perfecta a través de tu resistencia.

Continua Saint Germain: Está dentro de tu habilidad consciente mantenerte armonizado para que la perfección de la presencia Yo soy pase a través de tu forma física y empiece a manifestarse.

Dos adversarios: Perfeccionismo y preocupación

Ten en cuenta que perfección y perfeccionismo no son sinónimos. Una personalidad perfeccionista es rígida y desea ejercer control sobre todo. El perfeccionista no es feliz, y ciertamente no hace felices a quienes lo rodean.

Si tu resistencia reside en el perfeccionismo, empieza a ver cómo puedes transformarlo en algo que sea sano para ti y para todos los demás. Tal vez dicha resistencia tiene su origen en una preocupación excesiva.

Considera que esa preocupación es ausencia absoluta de amor. Solemos creer que preocuparnos por alguien es señal inequívoca de lo mucho que nos importa, pero si esa persona te importase de verdad, sólo decretarías para ella: Todo está bien. Y todo sale bien, porque confías en que está haciendo lo mejor para su vida.

Deja a la luz entrar

Tus resistencias hacen que la luz perfecta de tu presencia Yo Soy no pueda penetrar en ti y darte lo que quieres. En cambio, una vez que estamos armonizados, este flujo puede al fin entrar en nosotros. En ese momento, nuestros deseos se empiezan a cumplir.

Entonces, si quieres salir de tu situación actual, lo primero que debes hacer es reconocer cuáles son tus resistencias. Esto a veces resulta muy difícil, porque nos es más cómodo mantenernos rígidos. Sin embargo, esa rigidez está recalificando la energía perfecta y está impidiendo que puedas manifestar tus deseos.

Además, cuando te mantienes en esa rigidez e inflexibilidad, estás sufriendo, porque no estás en armonía y haces sufrir a los demás. En pocas palabras, estás bloqueando esta energía perfecta que tiene las respuestas a todo.

Pero cuando permites que la luz de tu presencia Yo Soy penetre en todo tu ser, empiezas a manifestar la perfección en todos los ángulos de tu vida y empiezas a recibir respuestas a todas tus interrogantes.

La respuesta es el amor

Cuando eres poder infinito, recibes respuestas a preguntas que no te hiciste. La presencia Yo Soy empieza a comunicarse contigo y empiezas a entenderlo todo. Y verás que esas respuestas que recibes son tan simples que a veces te parecerán casi incomprensibles.

Así, cuando tu mente reciba una respuesta simple, puedes estar seguro que ha llegado de parte de tu presencia Yo Soy. Estás ahora en el camino correcto; tu vida se torna simple y entras en la frecuencia vibracional del amor.

Y es justo esa frecuencia del amor la que te permite manifestar todos tus deseos, porque está íntimamente relacionada con la abundancia. Recuerda que la abundancia no significa simplemente ser millonario. Es gozar de una salud perfecta, tener relaciones plenas y estables, y permanecer siempre en paz y armonía.

La abundancia es también la total aceptación de uno mismo y de los otros. Saber que nadie tiene que ser como tú deseas que sea. Nadie tiene que cambiar. Si tú entras en la aceptación total, entonces te parecerá que los otros han cambiado, pero en realidad lo que cambió fue la forma en que los ves.

Dejaste de juzgarlos y ahora puedes aceptarlos tal cual son. Esa es la frecuencia en la cual debes vibrar para empezar a manifestar todos tus deseos. Ahora te compartiré seis acciones que te ayudarán a alcanzar ese estado.

1. Reconoce tu poder infinito

Tus ideas recurrentes, energías negativas, autosabotajes y creencias limitantes están impidiendo que puedas colapsar y traer a tu vida las posibilidades más favorables de un campo infinito. Si no has podido manifestar tus deseos tal y como los quieres, es porque todavía no te has dado cuenta del poder que tienes.

Tienes poder invencible, pero para activarlo, primero debes reconocerlo y aceptarlo. Nada lo puede vencer, porque es el poder universal de la creación. Al usarlo, ya no dependes de otros para obtener lo que necesitas. Al sentirte separado de la Fuente, delegas tu poder, ya sea en un dios externo a ti, o en otras personas. 

Pero cuando reconoces tu poder invencible y universal y lo dejas penetrar en tu ser a través de la armonía de tu mente, ya no dependes de alguien fuera de ti. Empiezas a manifestar tus sueños y empiezas a ser ayuda y bendición para otros, porque cuando tú cambias, todo cambia.

Tienes que reconocer tu poder para empezar a usarlo conscientemente, y tienes que reconocer tus resistencias, porque impiden que la verdad se manifieste

2. No dejes a tu mente inconsciente decidir tu vida

Debes usar tu poder de forma consciente y no dejar a tu mente inconsciente decidir lo que llega a tu vida. Este es el trabajo más difícil. Todo lo que has creado en tu vida, lo bueno y lo malo, ha sido observado en el campo cuántico por tu mente inconsciente, y al observarlo se ha hecho realidad. Esto ha ocurrido porque tú se lo has permitido.

Recuerda que el Universo es mental, y que todo lo que existe en este planeta Tierra está siendo sostenido por una consciencia cósmica.

De igual forma, tu presencia Yo Soy crea lo que viene a ti. Tú eres el creador de todo cuanto te sucede.

Nuestra mente está dividida en consciente e inconsciente. Tienes que expandir la mente consciente para que ambas estén equilibradas, ya que, en el caso de una persona normal, la mente inconsciente tiene aproximadamente el 95% del control de su vida. 

Para expandir tu mente consciente tienes que enfrentar todos los miedos que están grabados en tu inconsciente, porque ellos son quienes crean resistencias en tu vida. Esos miedos presentes en tu mente inconsciente son los que están observando posibilidades en el campo cuántico, y con dichas observaciones crean tu realidad.

Y casi siempre crean esa realidad que no deseas.

La información es poder

Precisamente por esto estás obligado a salir del predominio de la mente inconsciente. Con Quantum Mind te enseño a entrar a ella con el fin de explorarla y preguntarle cosas. Al recibir respuestas de tu inconsciente, las haces conscientes. Ahora sabes los porqués.

Puede ser que acarrees bloqueos y energías desfavorables no sólo de esta vida, sino de muchas vidas atrás. El inconsciente te los recuerda a cada momento. Te habla todo el tiempo y esto es fuente inagotable de conflictos. Sin embargo, al entrar a la mente inconsciente y obtener de ella respuestas, esa información expande tu consciencia y puedes usarla a tu favor.

Todas las respuestas están en la mente inconsciente. Así pues, debes entrar a ella y extraer de allí la información para hacerla parte de la mente consciente. Al extraerla y hacerla consciente, inicias tu proceso de Ascensión. Finalmente, te conviertes en maestro ascendido porque tienes las respuestas a todo.

¿Sabías que cuando logras la Ascensión del cuerpo físico, éste ya no muere? Te vas con tu propio cuerpo. Puedes pertenecer a la hueste de Maestros Ascendidos, porque todos tenemos ese derecho. Es un trabajo consciente. Pasas a usar cada vez más tu mente consciente, hasta que logra abarcar el 100%. En ese momento te conviertes en un ser ascendido.

3. Deja ir tu resistencia

Tienes que darle permiso a tu resistencia para que se vaya, y tienes que darle permiso a tus deseos para que se manifiesten. Es un trabajo de esfuerzo consciente.

Primero, debes saber cuál es tu deseo. Segundo, debes saber cuál es tu resistencia al deseo. Y tercero, debes dejar que esa resistencia se vaya para que puedas manifestar ese deseo.

En ocasiones podrás ver claramente cuál es la resistencia, pero en otras se encuentra enmascarada y no la puedes distinguir. Por ejemplo, una persona perfeccionista no ve su resistencia porque no cree que intentar hacerlo todo bien sea una cosa mala, sino al contrario: Lo considera una virtud.

Para detectar resistencias hay que estar muy consciente. Una de las fórmulas para conseguirlo es poner mucha atención a las ocasiones en las que quieres manifestar un deseo, pero empiezas a poner limitaciones tales como: “Ya estoy viejo para eso”, “no puedo; no tengo dinero”, o “todas las mujeres de mi casa se quedan solas”.

No seas tu peor enemigo

Quieres hacer algo, pero te auto saboteas. No llegas a una cita importante porque te demoras con mil pretextos y al final se hace muy tarde. Quieres estar linda para una fiesta, pero te pones a comer sin control durante varios días, hasta que decides no ir porque aumentaste mucho de peso.

Tienes que dejar ir tus resistencias por completo. ¿No quieres asistir a esa fiesta porque no te gusta cómo te ves ante el espejo? Bueno, pues como sea te metes el vestido, te vas a esa celebración y la disfrutas. Que no te importe; eres la mujer más bella del baile. Te aseguro que romper ese auto sabotaje te hará adelgazar.

Pones creencias limitantes en tu vida para evitar que un deseo se manifieste. Para neutralizarlas, enfréntate a tu resistencia.

Eso es permitirle a dicha resistencia que se vaya. Cuando le permites irse, sales de esa situación.

Otro ejemplo: Quieres tener un novio, pero no lo has conseguido. Entonces te dices y le dices a todo el mundo que no lo quieres tener, porque así estás perfecta. Eso es una resistencia. Tienes que reconocerla y enfrentarla. Debes embellecerte y hacerte visible para que tu futura pareja te pueda encontrar. Te tienes que obligar.

O quieres cambiar de trabajo, pero tienes miedo. Estás muy cómodo en tu empleo actual, con un sueldo seguro todos los meses, pero eres muy infeliz allí. Eso es también una resistencia. Tienes que salir de ella y empezar a buscar tu siguiente trabajo.

Tu deseo debe prevalecer sobre la resistencia

Apunta tus deseos en un cuaderno: Cuánto quieres ganar, qué estilo de vida deseas llevar, dónde te gustaría trabajar y de qué forma quieres que se manifieste dicho trabajo… Empieza a salir. Muévete y libérate. Si te encuentras con una resistencia, haz todo para salir de ella.

Cuando sales de tu resistencia, ganas una gran batalla. Te da el poder necesario para enfrentar la siguiente, y luego la siguiente, hasta que llega un momento en el que ya no hay resistencias en tu vida. No te preocupes por el cómo; el Universo te va a dar las circunstancias para que puedas hacerlo.

Recuerda que todo aquello a lo que te resistes provoca que la energía que debería entrar perfecta a tu vida sea recalificada por la imperfección y la desarmonía. Esto trae como consecuencia el que empieces a producir cosas indeseables.

Reconoce lo que te gusta y ve por ello. Empieza a construirlo en tu mente, empieza a desearlo y empieza a agradecer.

Primero tienes que saber qué deseas y reconocer la energía positiva. Luego debes reconocer la energía negativa, que es la resistencia enmascarada bajo el antifaz del miedo, la excusa, la limitación o el auto sabotaje.

Tienes que decirle basta a esa energía negativa y enfrentarte a ella. Una vez que lo hayas hecho, verás que no era para tanto. Dale permiso a la resistencia de irse. Vas a tener que hacer un esfuerzo, pero ¿quién te dijo que en esta vida no hay que hacer esfuerzos?

Para todo en la vida hay que hacerlos, pero no confundas esfuerzo con sacrificio. Yo no creo en el sacrificio. El esfuerzo es tomar acción. En realidad, el Universo se rige por la ley del menor esfuerzo, en la que todo crece y evoluciona sin dificultad.

Y sin resistencia. Así que toma acción y enfréntala

4. La aceptación es la clave

Libérate y acepta. Acepta incluso si después de liberarte no estás teniendo los resultados que deseabas. Acéptalo, porque el Universo tiene preparado algo más grande para darte. El Universo siempre da más de lo que pides.Esto lo he podido comprobar una y otra vez en mi experiencia personal. El universo sabe todos tus deseos.

Cuando el Universo te otorga un deseo, te lo da en perfección divina. Lo que ocurre es que muchas veces nos resistimos, y entonces no sucede aquello que queríamos. No aceptamos lo que ha venido y nos quejamos. Así, lo que estaba viniendo se trunca porque no aceptaste la forma en la que tenía que venir. No creíste que era perfección. 

Por ejemplo, quizás soñabas con un ascenso en el trabajo. Hiciste todo lo que tenías que hacer para obtenerlo, pero no te lo concedieron. Entonces te niegas a aceptarlo. Lo que no sabes es que, a causa de esa resistencia, se truncó la llegada a tu vida de una oferta proveniente de una empresa de mayor nivel y con mayor sueldo.

Cuando te cierras, truncas lo que iba a venir a tu vida. Por esto, siempre libera, sal de la resistencia y acepta lo que venga, independientemente de que sientas que no cumple con lo esperado.

Muchas chicas a las que atiendo en sesiones terapéuticas me piden que libere la resistencia con sus parejas. Así pues, desbloqueamos todo… y su pareja decide romper la relación. Ellas se quedan muy frustradas, porque no querían eso, pero, ¿sabes qué pasa? Que al no aceptar, no se dan cuenta que algo mejor está por llegar a sus vidas.

Y cuando veo su frustración, siempre les digo: “No pasa nada; mantente atenta y acepta lo que está viniendo”. Entonces, pasa un mes o dos, y estas mismas chicas encuentran a la persona perfecta. Eso me pasa muchísimo con las personas que atiendo.

Cuando te liberas, sueltas y aceptas, viene lo mejor para ti, y siempre vendrá más de lo que esperas

5. Entra en la frecuencia vibracional de la abundancia

Una vez que te permites aceptar, aumentas la frecuencia vibracional de tu cuerpo físico. Entonces llega la abundancia. De esta manera, si tras liberar la resistencia con tu pareja ésta decide abandonar la relación, lo que ocurre es que esa persona no era para ti. Estabas relacionada con ella desde la carencia.

Si liberas y aceptas, la frecuencia de tu cuerpo físico aumenta hasta 500Hz. En ese momento te conectas con la frecuencia de la abundancia. Ahora vendrá lo perfecto para ti, porque estás en la energía del amor y en la frecuencia más alta. El Universo sabe lo que deseas, porque lo estás observando en el campo cuántico.

Recuerda que tenemos de 60 a 70 mil pensamientos por día, y que todos ellos ya están viniendo a tu vida. Cuando estás en la frecuencia del amor, sólo los pensamientos que son amor van a manifestarse en tu vida

6. Conecta con la gratitud

Cuando empiezas a vivir en la aceptación, experimentas un estado de gratitud. De gratitud infinita por todo lo que viene a tu vida. Para ello, tienes que salir del dominio de tu mente inconsciente y darle permiso a tu resistencia para que se vaya. Tienes que liberarte y aceptar lo que está viniendo a tu vida.

Yo siempre decreto: Está viniendo lo mejor para mí. Eso es presencia Yo Soy. Déjala actuar, y empezarás a vibrar en el amor incondicional. Entonces vendrá lo mejor para ti, lo perfecto para ti. Empezarás a vivir en la gratitud.

Observa a los niños. Yo nunca me olvido del día que a mi sobrina le regalaron su primera mochila. La expresión de su carita fue indescriptible. Era gratitud pura; estaba en estado de éxtasis. Esa mochila era para ella su perfección, su deseo manifestado. Estaba siendo completamente agradecida, vibrando en el amor.

Observa a los niños, porque son grandes maestros. Fíjate qué poquito necesitan para elevarse; les das un caramelo y están en éxtasis, en total agradecimiento. Ellos son nuestros mejores guías para aprender a vivir sin resistencia.

Y así encontrar la verdad que siempre está detrás de ella.