Ilumina la oscuridad

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp

En este momento necesitamos iluminar la oscuridad más que nunca. Sí ya estás despierto, sabes que es tu deber. Vivimos una época de cambios enormes. La luz está siendo irradiada y la estamos anclando de forma tan extraordinaria que la oscuridad retrocede, dando sus últimos coletazos.

Sin embargo, recuerda que esta misma oscuridad está dentro de nosotros. Entonces, es posible que vivas o sientas manifestaciones no gratas. En realidad es un proceso de crisis curativa, en el cual la oscuridad que no quiere irse y que está en tu interior golpea tu puerta y te dice: «Estoy aquí y te voy a ganar».

Pero nada puede impedir que esa luz que en realidad eres se manifieste en ti y empieces a irradiarlo todo con ella. La luz es mucho más fuerte que la oscuridad. No obstante, debes invocar a la luz, porque somos seres de libre albedrío y es nuestro deber invocar todo lo que queremos que se manifieste en nuestras vidas.

Por eso son tan importantes los decretos. Todo lo que quieres, lo tienes, pero no olvidemos que nuestra mente inconsciente actúa y selecciona. Entonces, no es que sucedan cosas que no quieres que sucedan, sino que le das tanto poder a la mente inconsciente que ella selecciona por ti.

Vive con extrema intensidad

Haz a un lado todas tus preocupaciones. Debes decir: Soy un faro en la oscuridad. Tengo que encenderme. Quita la atención a todos tus problemas y haz cosas que nunca hayas hecho. Una de las formas de superar un momento de crisis curativa es salir cuanto antes de tu zona de confort.

Así que si hoy tenías planeado seguir preocupándote de tus problemas, dí: «¡Basta, se acabó!». Deja que se resuelvan solos, y vete a correr, a nadar, a bailar o a cantar. Sal de esa oscuridad que te está abrazando y no te quiere dejar. Sabes que es tóxica, pero, ¿cómo haces para irte?

Mueve tu cuerpo, llama por teléfono a los amigos que te divierten, y no a los que te cuentan sus problemas. El punto crucial es dominar la mente. Vive con intensidad extrema. Olvida todos tus problemas, odios, resentimientos, venganzas e iras.

Lucha con todas tus fuerzas para dominar tu mente

Aplica todas las herramientas que te he dado, y ahora con mayor intensidad que antes. Hay mucho trabajo por hacer, ya que está sucediendo todo lo que ya nos habían advertido los maestros. Así que lucha con todas tus fuerzas.

Te he dado meditaciones, luces, llamas… y por cierto, hoy vamos a hablar de otra llama, la cual es fundamental para manifestar la alegría. Es la Llama Blanca Plateada, dirigida por el arcángel Gabriel. Más adelante hablaremos a fondo de esa llama que activa la alegría, la esperanza y el fuego de nuestras almas.

Puedes escuchar la Meditación Luz Líquida haciendo click aquí.

Cuida tu cuerpo

La alimentación también posee frecuencias vibracionales. Recuerda que no existe algo en este plano físico que no sea átomo. Hay alimentos que tienen densidades muy fuertes, sobre todo los obtenidos a partir del sufrimiento. Si metes eso a tu cuerpo, vas a sentir esas bajas frecuencias.

Pero no te doy órdenes; respeto tu libre albedrío. Nada está bien y nada está mal. ¡Al final todos somos cadena alimenticia! Procura, eso sí, comer alimentos con frecuencias altas: Frutas, verduras, cosas que te ayuden a evitar densidades y emociones negativas dentro de tu cuerpo.

También es esencial mantenerse activo; ve a correr o a caminar. Vete a la montaña, a la naturaleza, a lugares donde vas a recibir ayuda de todos los seres elementales, lo cual es muy hermoso. Ve por lo menos a un parque y conéctate. Eso cambia tu frecuencia vibracional.

Ve a lugares con agua, donde sepas que te vas a llenar de energía. Oblígate si es necesario.

Si estás en una crisis existencial, lo peor que puedes hacer es tirarte en la cama. Debes levantarte e ir a lugares de frecuencias vibracionales altas. No vayas a un bar donde muchas personas intentan matar la tristeza con alcohol. Conviértete en un faro ante la oscuridad. Necesitamos que irradies tu luz hacia todos los seres.

Todos somos luz

Si no has podido manifestar esa potente y hermosa luz de amor que en realidad eres, se debe a que estás siendo dominado por tus sombras, mismas que, aunque eres un ser de luz, también te acompañan y necesitan ser iluminadas. Sin embargo, no tienes que ir a buscar nada afuera para hacerlo. Todo está dentro de tí.

Repite: Yo Soy luz, y busca que esa luz se encienda en tu cuerpo físico, para que con tu mente la puedas irradiar no solamente hacia ti, sino también a otros seres. Eres un instrumento de luz que ha bajado su frecuencia vibracional y se ha densificado para crear un cuerpo físico.

¡Eres grandioso! Eres tan superpoderoso que esa luz que realmente eres, que todos somos, es tu origen. Esa es nuestra realidad, y ese es nuestro verdadero ser. Hemos decidido de forma consciente densificar nuestra frecuencia para ser materia. Eres esencialmente luz, pero debes observarla.

No permitas que la oscuridad que habita en ti y que te acompaña en todos tus cuerpos esté ganando la batalla. Ármate y muévete.

Manifiesta ese amor que eres

Tú eres amor. Todos lo somos. Hay muchísimo amor actualmente dentro de este plano físico, pero no puedes conectar con él si estás preocupado con tus problemas y crisis existenciales. Es momento de soltar. Suelta de forma consciente todo lo que te tiene amarrado.

Suéltalo sabiendo que en este momento libras una batalla con tu propia oscuridad. Dí: Yo Soy amor, y luego enfócate en vivir con extrema intensidad, porque necesitamos que seas un faro. Todos lo necesitamos, porque no hay diferencia entre tú y yo.

No existe separación entre tú y yo. Si dseseas verlo desde otra óptica, no lo hagas por ti; hazlo por mí. Te pido que te conviertas en luz. Necesito que seas un faro para que podamos salir victoriosos de esta última batalla que está librándose en este plano físico. Te pido que luches con todas tus fuerzas para dominar tu mente.

Manifiesta la perfección y activa tu poder

Di: Yo manifiesto en perfección. Baña cada sombra aparente que venga a tu vida en perfección, porque la llegada de cada una de esas aparentes sombras es para un bien mayor y es en sí perfección.

Otra de las cosas que tienes que decir es: Activo y expando este poder. ¿Por qué? Porque ya eres esa luz, pero ahora necesitas empezar a irradiarla. Si ya eres el faro en el cual te tienes que convertir, con esto accionas el interruptor. Al decir: «Activo y expando este poder», le das la intensidad máxima.

Y así puedes luchar con toda tu fuerza y toda tu mente. Ahora puedes decir el decreto completo:

Yo Soy luz, Yo Soy amor, Yo manifiesto en perfección. Ahora activo y expando este poder..

Cuando repites esto, ya eres un faro. En ese momento, todo lo que observas, lo manifiestas. Ahora te has encendido.

Irradia con tu mente a todos los seres

Te has encendido. Has activado la luz y el poder. Ahora empieza a irradiar a todos los seres. Empieza a distribuir esa luz donde se necesite. Irradia con tu mente a los lugares que tu intuición te indique. Hazlo como un juego y no como una obligación.

Si lo piensas de esa forma, es fácil. Cuando irradias con tu mente a todos los seres, de pronto esa luz vuelve a ti de forma enorme, y llegará un momento en que te vas a convertir en eso que empezaste a activar con tu mente. Recuerda que donde está tu atención, en eso te conviertes.

No es casualidad que estemos todos juntos aquí. Estamos viviendo un momento de mucha intensidad y muchos cambios, como nunca antes había ocurrido en la Tierra. Entonces, necesitamos de ti para que empieces a ser esa luz y ese amor, activando y expandiendo este poder que eres para después irradiarlo con tu mente a todos.

Al hacerlo, comprobarás que esa radiación en la que te has convertido no te soltará nunca más. Te convertirás en eso que tanto soñaste, porque lo estás observando, y lo que observas viene a tu vida. Esto es algo que está ahora mismo al alcance de tu mano; ni siquiera necesitas dinero para hacerlo.

Yo aprendí que la solución a todos los problemas está en la absoluta simpleza, y aprendí a agradecer la simpleza de todas las soluciones que llegan a mi vida. Esa es mi Presencia Yo Soy.

Otro poderoso decreto

Ya eres el faro que irradia luz con tu mente. Ahora puedes decir:

Yo Soy la Presencia que ilumina todo lo que tiene que ser iluminado.

Asì puedes dirigir la luz. Ahora, ¿qué significa «todo»? Pues nada más y nada menos, como te he dicho antes, todo lo que contenga átomos: Tu barrio, familia, hijos o enemigos. ¿Hay problemas a nivel mundial? Repite: Yo Soy la Presencia que ilumina todo lo que tiene que ser iluminado.

Este decreto se suma a la Llama Violeta, la Llama Azul, la Llama Rosa, la Llama Arcoiris y la Técnica del Perdón. Utilicen estas herramientas de forma consciente, recordando que somos los únicos creadores de todo lo que observamos en nuestro campo cuántico.

Eres responsable de esos procesos creativos. Entonces, si un suceso está delante de ti, debes iluminar esa oscuridad. Todos necesitamos de ti, porque tal suceso se ha manifestado ahora mismo en este plano. Todo lo que aparezca en tu holograma, lo que vives y ves, ha sido co-creado por ti. Por eso debes entrar en acción.

Entra en acción como el Dios vivo que eres

Hazlo con todas las herramientas que tienes a tu alcance: Reinvéntate; imagina que eres un gran guerrero o guerrera y que tienes armas invencibles. Te lo repito: Esta vida es un juego. Entonces juega a ser un guerrero que dispara luz. Conviértete en la fuente de esa luz y empieza a dispararla.

Dispara. Ilumínalo todo. Que sea juguetón y divertido. Vístete con tu armadura y tus adornos de combate. ¿Por qué no? Cada uno tiene su estilo. Vístete de guerrero en tu mente y empieza a irradiarlo todo. ¿Te animas a salir de esa zona de pesadez llena de problemas? Entonces empieza a irradiar el amor que eres. Es muy lindo vivir así.

Y cuando te des cuenta del verdadero lugar dónde vives y de quien eres en verdad, tus preocupaciones y problemas van a desaparecer por completo. Te vas a convertir en eso que eres. En ese gran Dios vivo que eres.

Invoca la Llama Blanca Plateada

Ahora te quiero enseñar a invocar la Llama Blanca Plateada, dirigida por el Arcángel Gabriel, y que nos otorga alegría, esperanza y fuego en el alma. Justo lo que necesitamos en este momento.

Cuando invocas esta Llama, te aquieta y conecta con tu Presencia Yo Soy, además de protegerte. Hace que tomes decisiones acertadas en todo momento y reactiva tu intuición, espíritu y ADN. También equilibra tus esencias masculina y femenina.

Entonces, invoca la Llama Blanca Plateada. Confía en ella y recuerda que vives en un campo cuántico donde eres el observador. En lo que fijas tu atención, eso se te adhiere. Te conviertes en eso. En este caso, te conviertes en un ser protegido, alegre y lleno de esperanza.

Así pues, te voy a compartir dos decretos que nos han llegado por canalización, comunicados por el Arcángel Gabriel. Recuerda que el Universo sabe todo lo que quieres, pero tienes que pedirlo, y así, cada decreto es un pedido. El primero es:

Yo Soy la Llama Blanca que activa mi luz y mi ser desde el sentir amor incondicional, manifestándose en mi alegría, mi felicidad y mi disfrute.

Al decir eso, ya estás irradiando e iluminando todo lo que tiene que ser iluminado. Ahora te comparto el segundo decreto:

Yo Soy la Llama Plateada que permite el ingreso a la Consciencia Crística en mí, aceptando mi ser multidimensional y equilibrando mi propio espíritu.

Así, con la Llama Blanca manifiestas alegría, felicidad y disfrute, y con la Llama Plateada activas la Conciencia Crística. Aceptas ser multidimensional y equilibras tu propio espíritu. De esta manera invocamos la Llama Blanca Plateada y la unimos.

Solo debes tener la información y aceptarla, porque somos seres de libre albedrío. Así que deja de permanecer en el letargo y en el decir: «El Universo ya sabe lo que quiero». El Universo lo sabe todo, pero tienes que pedirlo. Pide y se te dará, como dijo Jesús.

Si te gustó este artículo y quieres profundizar más en cómo alinearte con la vida y el amor, te recomiendo que leas este artículo: Alíneate con la vida