No te detengas ahora

Share on facebook
Share on google
Share on telegram
Share on whatsapp

Hemos hablado anteriormente acerca de la importancia de elevar tu frecuencia vibracional para poder conectarte con tus sueños. También hemos abordado la necesidad de trabajar con la energía, y no solamente absorber conocimientos teóricos.

En consecuencia, te he compartido una serie de experiencias ilustrativas, así como varias acciones que puedes emprender a fin de aumentar dicha frecuencia vibracional. Te he animado a aplicar estos conocimientos a tu vida diaria mediante el uso de meditaciones y consignas tales como escuchar la manera en la que hablan los demás.

El aprendizaje es transformador…

Te he invitado a jugar, a divertirte, a dejar de pensar, y a estar atento a evitar las prácticas erróneas de criticar y juzgar al otro. Asimismo, te he enseñado a usar correctamente tu Presencia Yo Soy. Ahora sabes que si consigues dominarla, lo dominas todo y ya no tienes límite alguno.

Ahora sabes también que ese dominio es tan simple como decretar en tiempo presente. En resumen, mi mayor deseo es poder transmitirte lo fácil y simple que es todo. Quiero reafirmar en ti la noción de que vivir simple, hablar simple y hacerlo todo con la máxima simpleza es hacer lo más correcto.

He enfatizado lo crucial que resulta poner el máximo cuidado en la forma en que usas las palabras. Además de no hablar mal de ti mismo o de los demás, debes tratar de expresar tus decretos de la manera más sencilla y cercana a tus verdaderos deseos, para así incrementar su potencia.

… pero si no aplicas estos conocimientos no te servirán de mucho

Resulta loable el que leas todos los días, seas un gran erudito y transmitas a todos tus conocimientos, pero si no los aplicas a la vida cotidiana, tus esfuerzos no servirán de mucho. Demuestra tu saber con hechos. Cuando la gente vea cómo irradias luz, cómo hablas correctamente y como alcanzas todos tus objetivos, entonces empezarán a observarte y tú empezarás a enseñarles de verdad.

Esto lo digo principalmente por todos aquellos que desean transmitir estos conocimientos a sus familias. Si estás en el camino del aprendizaje transformador, no enseñes a nadie con palabras. Deja que tus acciones sean sus fuentes de enseñanza. Si estás enamorado de este aprendizaje transformador y tienes ganas de que todo el mundo lo conozca, no hables de él. Aplícalo a tu vida y hazlo brillar con tu ejemplo.

Cambia, y harás que la gente se entusiasme con sólo observarte. Cuando elevas tu frecuencia vibracional, la gente lo percibe y quiere estar contigo. Comprende también a todos aquéllos que sean hostiles a tu acción, ya que están limitados por mecanismos de auto sabotaje o resistencia.

Adopta la humildad en todas las cosas

No conviene exteriorizar tu conocimiento, porque la gente, al no entenderlo del todo, lo tomará como una expresión de soberbia y superioridad de tu parte. Esta mala interpretación persistirá a pesar de que quieras transmitir tu saber con todo el amor del mundo. Yo misma tuve que aprender a callarme la boca.

Sé humilde y no te confrontes con quien no quiere escucharte. Si alguien está manifestando resistencia hacia ti, es probable que quiera chocar y pelear contigo. Dale la espalda y aléjate. Sortea el problema y camina por la otra vereda. Recuerda que cada quien tiene su propio tiempo.

Utiliza tu Presencia Yo Soy

Úsala para absolutamente todo en tu diario vivir, desde la más pequeñísima cosa hasta la más grande. Yo todo lo decreto: Mi vida está hecha de decretos, y para ilustrarlo te compartiré un ejemplo muy sencillo.

Yo tenía un gatito recién nacido, que una tarde se metió debajo de un mueble y no podía o no quería salir. Lo intenté todo, pero no pude sacarlo. Entonces pensé: «Está bien. No pasa nada; cuando tenga hambre saldrá». Pasó el tiempo y seguía escondido en el mismo lugar. Estaba asustado y no salía. Le puse comida cerca, y nada; no salía.

Después de muchas horas ya estaba francamente preocupada, hasta que dije, apelando a mi Presencia Yo Soy: «De aquí a una hora, el gatito está fuera de donde se escondió. No sé cómo, pero está fuera». Y me olvidé por completo. A los diez minutos, el gatito estaba junto a mí.

Era mi resistencia lo que bloqueaba su salida. Estuve toda una tarde queriendo que el gatito saliera, y no lo logré hasta que decreté con mi Presencia Yo Soy: «De aquí a una hora el gatito está fuera». La clave reside en el verbo está. No dije va a estar, sino está fuera. Y así se solucionó este pequeño drama gatuno.

Te he compartido esta experiencia para que notes como puedes usar conscientemente el decreto hasta en las cosas más insignificantes. Siempre en tiempo presente y desapegándote del resultado. De esta manera, puedes ver que no solo en las cosas grandes se puede decretar con tu Presencia Yo Soy.

Mueve tu energía

Cuando te pones en movimiento, toda la energía que permanecía atascada en tu interior empieza a fluir de forma ágil. Por esto te he animado a bailar, divertirte, cantar… con ello aumentas la amplitud y la longitud de esta onda de energía, además de elevar tu frecuencia vibracional.

Al hacer esto, la energía que estaba totalmente contraída dentro de ti se expande en una gran onda que te hace sentir libre. Esto se consigue también mediante la Meditación de Unificación de los Chakras y a través de la técnica de borrado de karmas mientras duermes.

Otra meditación muy efectiva es la Técnica del Perdón, con la que pones en movimiento todos los átomos de tu cuerpo. Con ella empiezas literalmente a expulsar la energía que permanecía encerrada dentro de ti por años y años. Cuando tu energía se renueva y transforma, accedes a un estado de bienestar.

Unidos alcanzamos una potente resonancia

Imagínate lo que podremos lograr cuando millones de personas hagamos unidas la Técnica del Perdón. Haríamos saltos cuánticos instantáneos, al ser millones de seres humanos perdonándonos a nosotros mismos.

Cuando nos unimos miles de almas con el mismo objetivo de aumentar nuestra frecuencia vibracional y adquirir conocimiento transformacional, la potencia que se desarrolla en el grupo es capaz de transmutar muchos miedos en los que debemos trabajar.

Por ello te pido que colabores conmigo en asociación para cambiar al mundo. Te animo a que desees y aceptes este cambio; a que empieces a realizarlo en tu vida y modifiques los patrones y conductas que te limitan. Deja de ver los efectos y céntrate solamente en la causa.

Los efectos son provocados por todos los pensamientos que has tenido hasta este momento. Recuerda que la mente crea la realidad, y que la realidad que tienes ahora es una expresión de tus pensamientos pasados. Observa solo aquello que deseas y olvídate de los acontecimientos ya ocurridos.

Esta asociación que hemos establecido como grupo ya estaba pactada desde hace mucho tiempo, y ha hecho que tengas una expansión de consciencia, acelerada gracias a la potente resonancia que existe cuando nos unimos. La próxima vez que nos reunamos miles de personas, imagina todo el beneficio y la sanación que podemos aportar al planeta.

Esta potente resonancia que tenemos es resultado de la activación de memorias compartidas, en las cuales nos hemos unido y asociado en cumplimiento de un pacto establecido antes de venir a este plano físico. A partir de ese momento empezaste a tener una consciencia expandida a todos los niveles.

De víctima del destino a Dios en acción

Has aprendido que no solamente tienes un cuerpo físico, sino también emocional, mental y espiritual. Has aprendido la importancia de hacer un gran cambio en cuanto a tus observaciones en el campo cuántico, y ahora sabes que si aumentas tu frecuencia vibracional puedes ser capaz de materializar tus sueños.

Has podido dejar atrás las nociones equivocadas de que los acontecimientos de tu vida son producto del destino, de que todo está escrito y es inalterable, y de que estás obligado a «pagar» por las acciones de tus ancestros.

Ahora sabes que siempre ejerces tu libre albedrío, y que puedes decidir tus sueños y materializarlos minuto a minuto. Cada día puedes crear nuevos sueños y hacerlos realidad, porque has aprendido que eres Dios en acción. Ahora posees la capacidad de ver que construyes tu destino a cada minuto del día.

Es más, lo construyes desde antes de empezar el día, porque puedes hacer una creación de cómo quieres que se desarrolle la jornada. Incluso antes de levantarte de la cama puedes dirigir cómo va a ser tu día. Lo puedes dibujar en perfección, porque para una consciencia expandida no hay límite alguno.

Es hora de aplicar tu aprendizaje

Lo que no debes hacer es detener este proceso de expansión. Ya eres un ser despierto, y a partir de ahora, debes elevarte y manifestar tus sueños. A medida que expandas tu consciencia, cada vez te será más fácil la vida y será más rápida dicha manifestación.

Todo esto es una práctica; no es pura teoría ni es algo inalcanzable. Sin embargo, debes aprenderla. Tienes todo el poder, pero debes afinar el uso de tu Presencia Yo Soy. Al expandir tu consciencia y elevar tu frecuencia vibracional, tus decretos pueden manifestarse rápidamente, tanto los favorables como los desfavorables.

Por esto insisto tanto en la importancia de cuidar tus palabras. Recuerda que los pensamientos negativos te contraen y los positivos te expanden. Ahora te has expandido al llenarte de conocimiento y de las formas de aplicarlo. Así que este es el momento de tomar acción y usar herramientas para sostener una vibración elevada.

Si te preocupan los problemas de tus hijos u otros seres queridos, preocúpate por expandir tu consciencia, aplicar este aprendizaje transformador y elevar tu frecuencia vibracional, y así sanarás a todos. Cuando demuestres con tus hechos que puedes lograrlo todo, ellos mismos dirán: «¿Cómo lo haces?» Y ahí es donde empiezan la enseñanza y la solución.

Usa herramientas cuánticas para sostenerte. Todas ellas son de un efecto instantáneo. No necesitas nada más que aprender a observar en el campo cuántico y transformar energías.

Oblígate a no detener tu evolución

¿Vas a detenerte ahora? Todo esto que has hecho hasta el día de hoy a través de la certeza, del amor y de la intensidad de tu trabajo no puede quedar interrumpido. Debes continuar y no detener tu evolución. Puedes elevar muchísimo más tu frecuencia vibracional y llegar a la iluminación.

Y lo mejor es que esta iluminación no significa adoptar un estado de indiferencia y de alejamiento absoluto de las cosas del mundo. Significa estar plenamente en el aquí y el ahora, disfrutando de la vida sin sentimientos de culpa, vergüenza, ira, resentimiento y venganza.

La iluminación es un derecho que tenemos todos los seres humanos. Es volver a ser un cuerpo de luz, como lo eras antes de densificarte y venir a este plano físico. Tuviste que bajar tu frecuencia vibracional para convertirte en materia y poder habitar este planeta Tierra, viviendo con cinco sentidos corporales.

Estoy segura de que la meta de todos los seres de este Universo es ser luz y amor, así que toma acción con intensidad y certeza.

Que tu reto sea convertirte en un ser de luz

Para conseguirlo, debes elevar la frecuencia vibracional de tu cuerpo físico. Recuerda que el Universo es dinámico y se expande todo el tiempo, y que tú eres Universo también. Debes tomar la firme y total decisión de expandirte junto con él para que puedas manifestar esta Unidad que en realidad eres.

Tu aparente individualidad es una experiencia propia de este plano físico, misma que tú has asumido. En realidad nunca estuviste dividido, pero al bajar tanto tu vibración y al densificarte tanto, te viste separado. Así, es más fácil para los seres humanos sostenerse en esta individualidad que imaginarse como Unidad.

Y ese es el reto que te propongo. No pierdas más tiempo, no te detengas, mantente en constante evolución y expande tu consciencia. En resumen, entra en consonancia con la dinámica y el fluir del Universo. Tú eres la única persona que bloquea tu vida.

La bloqueas no porque así lo quieras ni porque dejes de ser luz, sino porque has hecho cosas en esta vida eterna que han ensuciado tu energía y han llenado de oscuridad este Universo en expansión. Es por esto que has tenido que volver a este plano físico: Para hacerte cargo de la suciedad que has dejado y limpiarla.

La energía se consume o se transmuta

Puedes limpiar esa suciedad de dos formas, como dice Saint Germain: Mediante el consumo o la trasmutación de la energía. En el primer caso, actúas como si tuvieras un automóvil viejo al que hay que convertir en chatarra. Al intentar hacerlo, te topas con una condición: Debes consumir toda la gasolina del tanque para evitar que explote al aplastarlo.

Entonces empiezas a dar vueltas y vueltas para acabarte la gasolina. Eso te llevará todo el tiempo que sea necesario a fin de vaciar el depósito. Podría ser algo rápido, pero también podrías recorrer kilómetros y kilómetros durante varias horas seguidas. Una y otra vez pasarías por las mismas calles y observarías los mismos lugares sin un propósito aparente.

La segunda opción consiste en cambiar el combustible. Llenas el tanque con agua hasta que salga toda la gasolina, y una vez trasmutado el contenido del depósito, puedes convertir el auto en chatarra. Te lleva mucho menos tiempo, quedas libre y no haces daño a nadie, al evitar una posible explosión.

De esta manera, si optas por consumir tu energía, tal acción te llevará mucho tiempo y espacio. Además, el limpiar basura es desagradable. Hay malos olores y es una vista fea. Y en cuanto a limpiar la basura emocional, el proceso es muy doloroso.

Consumir toda la energía negativa que has dejado implica un trabajo duro y prolongado. Casi todas las personas han estado consumiendo la energía que han venido a limpiar, y eso les provoca un enorme dolor.

En cambio, la transmutación no consume tiempo ni espacio, porque ese cambio se produce al instante y sin dolor. Transmutas esa energía cuando realizas la Técnica del Perdón, la Meditación Nocturna y la Unificación de los Chakras. Y lo consigues de una manera muchísimo más efectiva y acelerada mediante el uso de otras herramientas cuánticas.

Además, la transmutas con alegría y de forma instantánea. Así que no te sigas saboteando ni detengas tu expansión y tu crecimiento. Toma el reto de ser luz y prosigue tu hermoso trabajo.