Sé la Presencia Iluminada

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp

Estamos en un momento hermoso e histórico, como nunca antes se había vivido, y tu lugar dentro de esta nueva Tierra depende de tu mirada.

Tu mirada, la observación que mantengas, es extremadamente importante en este momento. Vamos a convertirnos en esa Presencia Iluminada, No necesitamos caminar mucho; necesitamos aceptar lo que somos: Seres de amor.

Necesitamos convertirnos en este amor que somos, y empezar a dirigir este amor que somos a toda la Tierra, que en este momento ya es un planeta ascendido y necesita de todos nosotros. Recuerden que la luz y la oscuridad coexisten todo el tiempo: Sin luz no hay oscuridad y sin oscuridad no hay luz.

Los dos polos coexisten, y tú eres también esa luz y esa oscuridad. Y como la vida es un juego, todos nosotros, de acuerdo como juguemos, usamos los instrumentos de la luz o de la oscuridad. Dependiendo de la frecuencia en la que vibramos desprendemos luz o desprendemos oscuridad.

Entonces es importante que seas esa Presencia Iluminada y así juegues del lado de la luz. En esta grandiosa nueva Tierra en la que estamos viviendo, tenemos a todos los Maestros junto a nosotros todo el tiempo, segundo a segundo.

Debes saber que eres una parte extremadamente importante de esta nueva Tierra. Si no fuese así, no habrías venido a ella justo ahora. Toma en cuenta que vivimos bajo la ley del libre albedrío, por lo que nosotros mismos decidimos todo, incluso venir a este plano físico en este momento histórico. Quizá los que vengan más adelante ya lo tendrán todo acomodado ¡gracias a nosotros!

Así que siéntanse muy orgullosos por el papel que estamos cumpliendo en este momento; estamos acomodando la casa para las generaciones venideras. Las que están llegando ahora, llenas de seres hermosos de luz. Nosotros mismos somos un ejército de luz, encargados de derramar esta luz para que las energías de la tercera dimensión se vayan. Vamos a limpiar esta Tierra. Y tu papel en esta tarea es muy importante.

Sé el gobernante de tu propia existencia

Si estás alineado con esta luz que eres y vibras en una frecuencia alta, no tienes nada de qué preocuparte. Eres el gobernante de tu vida. Aléjate de las culpas, los juicios y las autocríticas. No caigas en la manipulación o la victimización. No te hagas preguntas del tipo: ¿Por qué a mí? ¿Por qué el mundo es malo? ¿Por qué Dios es injusto?

«Evita que tu lado oscuro detenga tu proceso evolutivo».

Recuerda que cada vez que pasa algo, estás limpiando la casa y ayudando a que la energía de baja densidad propia de la tercera dimensión se vaya.

Cuando esas bajas densidades se manifiesten, no caigas en ellas; no albergues tristeza, y mucho menos lástima, que es una energía de extremada baja vibración. Si eso ocurre, en vez de ser un guardián de la luz, te convertirás en un guardián de la oscuridad. Con tu propia observación vas a sostener eso que queremos que se vaya, o mejor dicho, que se tiene que ir, que debe disminuir.

¿Y cómo lo disminuyes? Siendo brillante e iluminado, manteniéndote en frecuencias altas, sabiendo que todo es perfección, aun cuando tus ojos aparentemente vean imperfección. Mantén la alegría, la armonía y la paz.

No te preocupes, porque eres un trabajador de la luz. Por lo tanto, es importante que siempre actúe tu presencia gobernante, armoniosa y alegre.

Sé esta Presencia Iluminada

Tu sola presencia y tu sola frecuencia lo cambian todo, pero tienes que tomar acción ocupándote de ti mismo, porque tu presencia va a iluminar a la de los otros, empezando por quienes están a tu alrededor. Cuando conviertes en el gobernante de tu propia existencia y mantienes tu alta vibración, estás utilizando un arma invencible.

Te comparto un mensaje del Arcángel Miguel, quien nos dice que en este momento habrá almas que no quieran o no puedan ascender. Estamos en un proceso ascensional enorme: Tú estás ascendiendo en este momento. Si aceptas esto que te digo, lo vas a sentir en tu cuerpo ahora mismo.

Entonces, para no entorpecer el proceso ascensional que está viviendo la nueva Tierra, se nos pide que cada uno haga lo que su alma desee, sin tener la obligación de trabajar en tal o cual dirección. Esto es porque si alguien se siente obligado, en vez de disfrutar de la vida, de estar vibrante, en armonía y alegre, si está preocupado o insatisfecho, no gobierna su propia existencia.

Y así, para que las almas que no pueden o no desean ascender no estanquen el proceso, vamos a invocar al Arcángel Miguel para pedirle que con su Llama Azul —que contiene la fe, la voluntad y el poder—, envuelva cualquier situación aparentemente no armoniosa.

De esta forma, si te mantienes en una frecuencia alta y te enteras de algo que requiera atención, invoca al Arcángel Miguel y pídele que envuelva esa situación en la Llama Azul. Nosotros lo único que tenemos que hacer es vivir, disfrutar, estar en este aquí y ahora.

Un decreto útil

El mismo Arcángel Miguel nos ha dado un decreto:

Yo Soy la luz que lo envuelve todo, cada vicisitud, cada inconveniente, eliminando cualquier frecuencia de disfunción.

Disfruta la vida y sé esa Presencia Iluminada, y cuando te topes con energías de baja vibración, invoca al Arcángel Miguel; envuelve todo con la Llama Azul y pídele que se haga cargo de la situación. Sin embargo, nunca olvides que eres un ser de libre albedrío y que no tienes obligación alguna.

Lo único que importa es lo que vibras en este momento

Lo único que importa es lo que los Maestros nos han dicho desde siempre: Sé tú mismo.

Disfruta. Empieza a vivir en este aquí y ahora. Sin culpa, sin deberes ni obligaciones. Nadie te obliga a nada. Tú eres el guardián de tu propia existencia y lo puedes hacer todo. Si aquellos que están a tu lado no pueden o no desean despertar, no vas a dejar de amarlos, pero no puedes obligarlos. Ellos también son seres de libre albedrío, Entonces, envuélvelos en la Llama Azul.

Envuelve a los que están a tu lado para que esa luz y esa radiación, junto con tu propio amor y frecuencia vibracional, lo transmuten todo, lo cambien todo.

Ya tienes la Llama Violeta, y ahora tienes la Llama Azul del Arcángel Miguel. Los arcángeles son los directores de estas llamas, que son creaciones conscientes. Por lo tanto, existen consciencias que sostienen estas llamas. Es probable que tú también seas una de ellas. Posiblemente tú, en un estado ascendido, perteneciente a otras dimensiones, seas quien sostiene esas llamas.

Somos seres multidimensionales en los que todas las frecuencias coexisten ahora mismo. Así, cuando alcanzas conscientemente la frecuencia de la Llama Azul, estás unido a ella. Por eso lo único importante es lo que estás vibrando ahora.

No te unas a la consciencia colectiva

Hay una consciencia colectiva que condiciona a las personas. Por ejemplo, si me dicen que falleció un ser querido, me tengo que poner triste. O si me informan de una boda, me tengo que poner alegre. Pero son solo condicionantes. Debes saber que todo lo que está sucediendo, incluso la muerte, es perfección.

Porque no existe la muerte en el universo. Existe la eternidad. ¿Por qué? Porque la energía es eterna. Por lo tanto, no existe la muerte; existe un hasta luego. Entonces no te preocupes. Empieza a vivir de otra forma y empieza a cambiar la consciencia. Sal de la tercera dimensión.

Lo único que importa es tu propia vibración. No entres en esa consciencia colectiva en la cual te unes a las desgracias. No, Yo me mantengo en armonía y alegría. ¿Quiero ayudar? Invoco la Llama Violeta o la Llama Azul.

Tienes elección infinita

Cada ser vive su propia creación. Si hay seres felices, ellos son cien por ciento responsables de su felicidad. No es que tengan suerte y por eso les va bien en la vida. Todos somos cien por ciento responsables de nuestros procesos creativos. Somos los únicos creadores de nuestra existencia.

De esta forma, una vez que sabes que somos seres de libre albedrío y que somos responsables de nuestra propia existencia, entonces puedes desapegarte. Puedes eliminar la culpa, el juicio, la autocrítica y la victimización. Puedes estar rebosante de alegría en el aquí y el ahora, porque este es el momento para empezar a vivir de verdad y empezar a disparar conscientemente esas llamas que te he compartido para ayudar a los demás.

Pero debes hacerlo desde la paz y no desde la desesperación, ¿Por qué? Porque si no estás en armonía, estás entrando en a la frecuencia baja de la urgencia y de la destrucción. Primero debes sostenerte y recordar que eres el gobernante de tu propia existencia.

Asume que todos tenemos elección infinita; asume que somos cien por ciento responsables de todos los eventos de nuestras propias vidas. Así, desde mi paz, mi armonía y mi totalidad con la Unidad, empiezo a disparar estas llamas para ayudar a otros.

Eres parte muy importante de este proceso

Lo que tú haces desde tu vibración alta y desde tu mente es mucho más grande, más extensivo y más poderoso que lo que haces con tu cuerpo físico. ¿Por qué? Porque no lo haces solo. Lo estás haciendo a través de tu Presencia Yo Soy, que es la unidad con el Todo.

Somos un ejército de luz, unido a las huestes arcangélicas, a los Maestros Ascendidos… Hay millones y millones de trabajadores de la luz que están unidos en esa consciencia que actúa cuando tú derramas esa Llama Azul.

No le quito mérito a las personas que salen corriendo a ayudar, porque en ocasiones hay que hacerlo, pero ten en cuenta que tu ayuda es apoyada por millones de seres de luz que están unidos a ti en el instante en que diriges esa luz donde se necesita.

Considera lo importante que eres. Valórate. Cada vez que disparas un pensamiento de este tipo, eres enorme, porque eres Presencia Yo Soy. Eres totalidad. Eres unión, eres todo. Empieza a vivirlo de esa forma, porque eso es el mundo nuevo, y los seres de luz que habitemos la nueva Tierra viviremos así.

Hoy es el día del cambio

Hoy es el día en que puedes romper las cadenas. Deshacer las ataduras a todas las cosas que te sujetan y te provocan ira, lástima, crítica y juicio a los demás. Sal de estas energías bajas, porque no solo tienes que ayudar al proceso ascensional; también debes sanar en ti mismo muchas energías propias de la tercera dimensión.

Estamos inmersos en una sopa de tercera densidad, invadidos sin cesar por energías desfavorables. Entonces, tenemos que romper las cadenas de forma activa, mediante el uso de herramientas, meditaciones y las llamas que acabo de mencionar y compartir.

Expande el amor que eres

La única verdad que existe en todo el Universo es el amor. Nada más. Entonces, si no estás manifestando amor es porque estás desconectado. No es porque seas malo.

Conviértete en amor y realiza tu trabajo. Por eso debes ser el gobernante de tu propia existencia. Mantenerse en esta verdad representa un trabajo diario, minuto a minuto. Tenemos que ser conscientes, porque si te desconectas, te cae encima un tsunami del que después tienes que salir nadando con todas tus fuerzas. Así es como vives ahora.

Expande este amor que eres, y para ayudar a esta expansión, te voy a dar otra llama, comunicada a nosotros por el Arcángel Chamuel. Nos ha dicho que le pidamos ser nuestro guía, para que nosotros empecemos a dirigir este amor que somos.

Podemos expandir este amor que somos en forma consciente: En cada rincón de tu hogar, en tu familia, en tu lugar de trabajo, en tu barrio, en tu país y en tu continente. Empieza a expandir ese amor que eres a través de la Llama Rosa, que es la llama del Arcángel Chamuel.

Dirígete al Arcángel Chamuel y pídele que sea tu guía, y que a través de ti la Llama Rosa sea dirigida conscientemente hacia donde la quieras enviar. Envuelve todos tus ámbitos y a cada uno de tus seres queridos. Envuelve aquellos lugares donde tienes noticias de que están pasando cosas. Envuelve con la Llama Rosa a todos los seres que necesitan ayuda.

El Arcángel Chamuel estará ahí, en los seres o lugares que necesitan el amor que estás expandiendo. ¿Te das cuenta del poder que tienes? Puedes envolver al planeta entero. No tienes límite.

Déjate guiar por tu intuición

Todos somos multidimensionales, y en las dimensiones altas realizamos grandes trabajos. Ahora mismo, mientras lees estas líneas, tu ser multidimensional está operando en esas dimensiones.

Entonces, hazle caso a tu intuición y pide la guía del Arcángel Chamuel para que irradie esa Llama Rosa a los lugares que necesitan ayuda, a tu familia, a ti mismo, a tu casa, a tu ropa, a tu comida, a tu agua, ¡a donde sea!

Hazle caso a tu propia vibración. No te preocupes; hay muchos seres que se están ocupando del planeta también. No eres el único. Entonces, hazle caso a tu corazón y cuando recibas el mensaje que te indique hacia dónde tienes que dirigir cada llama, hazlo sin dudar.

Puedes convertirte en amor, ser alegría, ser el gobernante de tu propia existencia, y luego dirigir estos regalos hermosos de arcángeles que nos ayudan en este proceso y en este momento. Así que expande ese amor que eres.

Acepta la invitación de la luz

No esperes más tiempo para entrar en este proceso de metamorfosis. Ahora mismo están sucediendo grandes cosas. Colócate del lado de la luz y será imposible que algo no favorable te suceda. Puedes atravesar un campo minado, y si estás del lado de la luz y eres Presencia Yo Soy, no se detonará ni una sola mina.

No te preocupes por lo que está sucediendo en alguna parte del mundo. Eres Presencia Yo Soy; mantente firme en tu frecuencia alta e invoca al Arcángel Miguel para que envuelva la situación en la Llama Azul.

Expande el amor que eres a través de la guía del Arcángel Chamuel. Expándelo a cada rincón, a cada situación, a lo que está sucediendo en ese instante. Eres uno con la Totalidad, unido a este ejército de millones que somos. Eres invencible, sin importar lo que esté sucediendo.

La Meditación Arcoiris

Ahora, para acelerar esta metamorfosis, quiero darte una meditación nueva. Otra herramienta para trabajar que nos llegó de parte de la hueste de nuestros Maestros. Nos han invitado a que hagamos uso de las siete llamas juntas.

Con tu sola invocación a estas siete llamas que forman un arcoíris, puedes lograr una metamorfosis en ti mismo, y además ayudar irradiando este arcoíris hacia todos aquellos lugares donde intuyas que es necesario, desde tu hogar hasta otras galaxias.

Así, puedes invocar la Llama Azul y envolverlo todo; puedes invocar la Llama Rosa y expandir el amor que eres, o puedes también convertirte en un arcoíris, entregando estas siete llamas para hacer sanaciones a nivel masivo.

Haz click aquí para ir a la Meditación Arcoiris

Realiza esta meditación y acelerarás la metamorfosis. Es una verdadera invitación a la luz. Un hermoso llamado.

La elección es tuya

O eres parte del amor y del ejército de la luz, o eres parte de la tristeza, el decaimiento, el victimismo, la autocrítica y la culpa en la han caído muchos seres humanos de la tercera dimensión, Cuando ocurren eventos de determinado tipo, podrías empezar a sentir culpa y empezar a actuar en base a esa culpa.

Pero hay que actuar desde el amor.

Tú, desde el amor y desde un paraíso en el cual tienes derecho a vivir como Presencia Yo Soy, puedes dirigir ese mismo amor de forma consciente. Esto es lo que hacen los grandes Maestros, quienes desde lugares de altísimas vibraciones ayudan conscientemente y todo el tiempo a este plano físico.

Justo en eso es en lo que puedes convertirte. Justo en eso es en lo que debes convertirte.

Si te gustó este artículo y quieres profundizar más en este tema, te recomiendo que leas este artículo: Cómo evitar que tu lado oscuro detenga tu proceso evolutivo