10 Formas de Engañar la Mente para Crear Riqueza, Dinero, Prosperidad

Share on facebook
Share on google
Share on telegram
Share on whatsapp

La idea hoy es hablar de abundancia, riqueza y cómo engañar a nuestra mente para tener pensamientos y creaciones de abundancia, dinero y prosperidad.

Todo el universo es mental. Si no existe la mente, no existe universo. Nosotros con nuestro poder mental podemos engañar a la mente para poder tener proyecciones y creaciones super exitosas. 

Todo lo has hecho hasta ahora no te ha dado éxito, ¿verdad? Todo lo que está en su holograma que no le gusta, quieren cambiarlo o es todo lo contrario a la abundancia, entonces hay que cambiar todo lo que han estado haciendo hasta ahora. Es un esfuerzo. Es un trabajo que tenemos que hacer. 

Si tienen que ver el vídeo o leer esta información varias veces, háganlo porque venimos entrenados y enseñados desde que nacemos de forma errónea. Ese entrenamiento y esa forma que nos han enseñado de ver la vida erróneamente la tenemos que cambiar. 

Muchos de ustedes seguro que ya están practicando la Ley de Atracción y no está funcionando bien. Entonces, lo que hoy les voy a enseñar es muy importante: cómo vamos a engañar a la mente para poder combatir los patrones limitantes y las enseñanzas erróneas. 

PRIMER CONSEJO – Engaña a tu cerebro

Para el cerebro la realidad y la fantasía no tiene distinción. El cerebro no distingue entre lo que yo estoy viviendo en mi realidad cuántica, en mi holograma en este momento y lo que yo estoy fantaseando con mi mente. 

Teniendo como base que nuestro cerebro no distingue entre la realidad y la ficción, vamos a jugar con la ficción. ¿Por qué? 

En el momento que empiezo a imaginarme lo que deseo con intensidad, mi cerebro va a empezar a emitir unos neurotransmisores que van a empezar a elevar mi vibración física y la va a poner en consonancia con la vibración del dinero y de la riqueza.

La frecuencia vibratoria del dinero y de la riqueza es muy alta. La frecuencia vibratoria de la riqueza y la abundancia es universo. Eso es lo que nosotros somos, perfección. Somos seres espirituales perfectos, nuestro derecho es la riqueza. 

Por tanto, para poder llegar a la frecuencia vibratoria de la riqueza, tenemos que elevar nuestra frecuencia vibratoria. Si yo sé que el cerebro no distingue entre la realidad y la imaginación y mi realidad no es igual a riqueza, tengo que imaginar para que mi cerebro empiece a liberar esos neurotransmisores y yo empezar a elevar la frecuencia vibratoria y ponerme en consonancia con la del dinero. 

Parece sencillo, pero no lo es tanto. ¿Por qué no es sencillo? Porque para yo poder sostener la frecuencia vibratoria del dinero tengo que dejar de ver todo lo contrario a mi realidad. Tengo que vivir más en la imaginación que en la realidad. Es un esfuerzo diario, todo el día, para mantenerme en la imaginación y sostener eso para que mi cerebro me ayude a aumentar mi vibración. 

Voy a tener que hacer un juego para engañar al cerebro y poder ganarle la batalla al miedo. Como todavía no saben la mayoría cómo transmutar cuánticamente los miedos, les estoy enseñando un paso antes. Mientras tanto, empiecen a engañar al cerebro, a su mente para poder tener procesos creativos de riqueza y abundancia. 

Tengo que imaginarme una realidad distinta en mi cerebro para que mi cerebro libere neurotransmisores y yo aumentar la vibración a igualdad con la riqueza y la abundancia.

SEGUNDO CONSEJO – Crea la imagen holográfica de lo que deseas 

Vamos a crear imágenes holográficas en mi mente independientemente de la realidad que yo tengo en este momento y empezar a vivir en consonancia con la realidad holográfica y no con la realidad que tengo. 

Si yo quiero tener una realidad completamente distinta, tengo que empezar a construirla en mi mente.

No sirve decir: “Yo quiero riqueza”, “yo quiero mucho dinero”. No sirve porque no está cuantificado. El cerebro me pide qué quiero con exactitud. Mucho dinero no tiene cantidad. Tengo que decirle la cantidad exacta. Para eso, aconsejo que las imágenes holográficas las hagan exactamente cómo quieren que sean sus vidas. Cómo quieren que se desarrolle en la totalidad. No sólo en la cantidad de dinero porque muchos piden una determinada cantidad. 

Por ejemplo, 100000$ y entonces con eso se imaginan terminar de pagar la hipoteca de la casa, terminar de pagar los estudios de los hijos… Eso no sirve. Lo que yo estoy diciendo es un cambio total porque te estoy enseñando a engañar a tu mente para que cree lo que quieres. 

Entonces, tengo que visualizar la imagen holográfica de cómo quiero que se maneje mi vida, no el dinero. Muchos dicen imagínate el dinero. No, imagínate cómo quieres que se desarrolle tu vida. Cómo quieres tener tu realidad diaria, cuántas horas deseas trabajar, el estilo de casa que deseas, con cuántas habitaciones, imagínate a tu familia dentro de las habitaciones. 

El cerebro no distingue de lo que estás viviendo aquí a lo que estás viviendo en el holograma. Por lo tanto, hazlo lindo y no tengas limitaciones.

No tengas el sentimiento de no voy a llegar a eso. Si tú tienes deseos de algo grande, imagínatelo bien grande. Inclusive aprovecha, ya que el cerebro no distingue entre la ficción y la realidad.

Dedíquenle un tiempo. Ponle una hora determinada y dedícale un tiempo a imaginarte tu imagen holográfica. Si quieres antes de despertarte, si quieres antes de dormirte. Dedícate un momentito a la tarde, 10-15 minutos. Dedícate ese tiempo a imaginarte la imagen holográfica de lo que deseas.

TERCER CONSEJO – Cambia el foco 

El cambio de foco es cambiar tu realidad. Tú tienes una percepción de tu realidad en este momento y normalmente la gente tiende a quejarse mucho de toda su realidad. “Esto no me gusta”, “esto no sirve”, “esto es poco” … 

Empezar a cambiar de foco significa empezar a ver lo que tienes en tu vida y vas a ver que tu cerebro ya captó tu imagen holográfica. Vas a ver tu realidad en tu foco en ese momento y tu foco va a cambiar porque vas a ver cuánta carencia tenías en tus mentes. Vas a darte cuenta de tu creación en este momento. Te vas a dar cuenta de lo carentes que eran tus procesos creativos comparado con la imaginación holográfica que estás teniendo que va a ser abundancia pura. 

Entonces, te vas a dar cuenta de qué poco te querías, qué poco te valorabas y qué poco merecimiento sentías porque tu realidad no te va a gustar. Claro que vas a cambiar de foco porque tu mente ya va a estar abundante. Cuando te des cuenta de que tu cambio de foco está ahí, ponte feliz porque quiere decir que está yendo muy bien en tu imagen holográfica. Empecemos a cambiar de foco. 

Al momento que yo estoy creando la imagen holográfica también empiezo a cambiar de foco mi realidad de lo que estoy viendo en mi vida.

CUARTO CONSEJO – Ten un espíritu de riqueza 

Si tú quieres ser abundante y rico, tienes que vivir como tal. Ahora. No tienes que esperar a ser rico para tener el espíritu de riqueza. Desde ya, tienes que empezar a tener espíritu de riqueza. 

Cuando tú tienes pensamientos carentes cuando vas al súper tratas de buscar el mejor precio. Si tú tienes un espíritu de riqueza, no te vas a llevar el que menos vale, te vas a llevar el que más te gusta independientemente que el que más te guste valga menos o más. No te vas a fijar en la parte monetaria. Te vas a fijar en el deseo de tu alma. Hazle caso al deseo de tu alma, independientemente del dinero. 

El espíritu de riqueza también es ser dadivoso. Empieza a dar con amor a los seres, no por obligación. 

El motivo que te mueva a ser dadivoso que no sea la obligación, sino por el deseo de tu alma de dar amor.

Si somos dadivosos desde el alma, desde el corazón, no nos interesa el dinero, no nos interesa una fecha, no nos interesa el motivo por el cual yo tengo que ser dadivoso. Fíjense los ricos, la mentalidad del rico es muy dadivosa. No mira el dinero, no mira la situación, da por el sentido de dar. 

Si tú tienes un espíritu o una personalidad de índole avara o de cuidar el dinero, eso no es congruente con el espíritu de riqueza. Empieza a modificar ese patrón. Si tú eres de cuidar el dinero, de medir el dinero, de cuantificarlo, de fijarte a cada rato en la cuenta bancaria… Eso no es espíritu de riqueza. 

Todos queremos ser abundantes porque todos somos seres espirituales y, por lo tanto, nuestro derecho es innato.

Deseamos la abundancia porque estamos construidos de eso. Entonces, empieza a cambiar ese patrón limitante de cuidar el dinero. 

Cuanto más cuides el dinero, más lo pierdes. Es al revés. ¿Por qué? Cuando tú cuidas el dinero, es porque le estás diciendo al universo, a tu campo cuántico, que algún día te va a faltar. Por lo tanto, algún día te va a faltar. 

Por eso, yo no estoy de acuerdo con la palabra ahorro. La palabra ahorro es negativa, yo ahorro porque algún día me va a faltar. Sin embargo, si yo gano más de lo que gasto, es lo mismo. 

Yo gano más de lo que gasto

Fíjense la diferencia gano más de lo que gasto. No es ahorro. Le estoy diciendo al universo que yo gano más de lo que gasto. Quiere decir que mis ganancias van a estar más arriba que los gastos y cada día yo gano más de lo que gasto. Cada día yo voy aumentando mis ganancias. 

Hay que tener cuidado con las palabras que utilizamos en este espíritu de riqueza. No hay que decir las palabras negativas con respecto al dinero. “Esto es un gasto”. No es un gasto. Si yo estoy comprando algo no estoy gastando, estoy invirtiendo en mí. Es algo que me va a aumentar, que me va a beneficiar, que me va a enriquecer, no es un gasto. 

La palabra gasto hay que quitarla. La palabra obligaciones también. Hay que pagar las tasas y los impuestos con felicidad porque en realidad estamos siendo abundantes con nosotros mismos y eso va a venir en abundancia hacia mí. Hay que dejar de ver los impuestos como algo negativo y empezar a agradecer cada vez que pagamos un impuesto, ese impuesto va a hacer que yo me enriquezca en mi ciudad. Si mi ciudad crece, yo soy parte de mi ciudad y yo me estoy enriqueciendo, estoy siendo abundante. 

Es importante tener ese espíritu de abundancia hasta con los pagos de impuestos. Todo lo que sea pago de algo tenemos que verlo con abundancia y no como un detrimento. Entonces, vamos a cambiar. 

Tener ese espíritu de riqueza modificando las palabras, las actitudes y esa idea de ir y ver lo más barato. Elige lo que de verdad desea tu alma.

Tampoco elijas el más caro porque ahora quieres ser espíritu de riqueza. No estás siendo congruente con tu alma. Elige el que tu alma decida, el que de verdad quieres. Eso es el espíritu de riqueza. 

QUINTO CONSEJO – Conectarnos con la prosperidad 

Conectarnos con la prosperidad es dejar de ver la materia para empezar a ver el vacío. Es un átomo. Al final todos estamos observando el átomo en definitiva porque la materia y el vacío no deja de ser el átomo, pero la diferencia está en que la materia es lo que veo, lo que palmo, es mi realidad. Sin embargo, el vacío son infinitas posibilidades. Hay mucha diferencia. 

Si yo empiezo a mirar el vacío más que la materia, me voy a centrar no en lo que tengo, sino en las infinitas posibilidades de lo que yo tengo también.

Acuérdense, vivimos en un tiempo presente, el ahora. Por lo tanto, todo lo tengo, tanto la fantasía como la realidad. Tengo tanto mi holograma en materia, el 4%, como mi holograma en mi mente. 

En el momento que yo observo, en ese mismo instante yo ya creé mi realidad, que la materialice o no depende de mis decisiones en el momento oportuno para que eso se materialice.

Las decisiones es lo que estoy explicando, cómo engañamos a la mente para tener esos procesos creativos de abundancia. Hemos dicho que el cerebro no distingue entre fantasía y realidad. Por lo tanto, voy a empezar a imaginar para que mi cerebro empiece a crear neurotransmisores y yo pueda elevar mi frecuencia vibratoria a la riqueza que es muy alta. La frecuencia vibratoria de la abundancia es muy alta. Es a la altura del amor. Así que, tenemos que llegar a eso. Por lo tanto, yo tengo que imaginar. 

Empezar a ver el vacío en el cual yo tengo las infinitas posibilidades. Cuando empiezo a observar el vacío más que la materia no tengo límite alguno. Si otro pudo, tú también puedes hacerlo por más que ese otro esté muy lejos de ti. No importa. Para el universo es tan simple todo… No tiene conciencia de tiempo y espacio como nosotros cuando atraemos algo a nuestra vida. 

No existe el tiempo y espacio así que no mires al otro como que yo voy a llegar donde está el otro dentro de 10 años porque él lo hizo en 10 años. Entonces, empieza a mirar en el vacío donde tenemos las infinitas posibilidades. 

Mi máxima: si otro pudo, yo también. No tenemos limitaciones. 

Yo puedo hacer el deseo que mi alma quiere y a la máxima expresión. Mi máxima expresión del deseo que mi alma quiere es que no existe límite alguno entre el que lo logró y yo ni de tiempo ni de espacio ni de dinero ni de nada. Sólo es desearlo, imaginarlo y ponerse. 

Empezar a mirar el vacío y empezar a ver las infinitas posibilidades. Lo que te quiero decir es que, si tienes infinitas posibilidades, pide lo máximo. Si tú quieres cambiar de casa, no te imagines una casa pequeñita porque tú puedes llegar a pagar la casa pequeñita. 

A ti no te importa el cómo te trae el universo lo que deseas. El universo te está pidiendo sólo el qué. 

Cuando piden el qué en esta prosperidad en la que miran al vacío y miran las infinitas posibilidades, pedir lo máximo dentro de lo que desean. No pidan lo mínimo. Si están pidiendo lo mínimo, se están centrando en la carencia. Se están alejando de la abundancia y la prosperidad. Se están centrando en la carencia porque se están centrando en lo que pueden llegar. Si yo me centro en la abundancia, tengo que pedir dentro de lo que mi alma desea lo máximo

El error a veces que tienen las personas es que tienen alguien al lado que tiene éxito en algo y quieren hacer lo mismo, pero el deseo de sus almas no es ese. Muchas veces hay en un mismo sitio un negocio que funciona con éxito bárbaro y al lado hay otro que tiene las mismas características y no funciona. ¿Por qué? ¿Piensan que uno tiene suerte y el otro no? 

Lo que pasa es que al que le está funcionando está cumpliendo con el deseo de su alma y al que no le está funcionando está ahí por obligación. Está ahí porque el otro llegó a tener dinero y no está haciéndolo en congruencia con su alma. Esa es la explicación. 

La vibración que está teniendo la persona que está teniendo éxito está elevada a la vibración de la abundancia y del dinero. Sin embargo, la vibración que está teniendo la persona con el mismo negocio que no está teniendo éxito, está muy baja. Está en la vibración de la carencia. 

La diferencia es la vibración que están teniendo uno y otro. Uno está feliz, alegre y está cumpliendo con el deseo de su alma. Por lo tanto, la frecuencia vibratoria con el dinero es la máxima. Y el otro lo está haciendo porque le falta el dinero y al otro le fue bien. Por tanto, le imita a ver si logra tener la misma cantidad de dinero. ¿Entienden la diferencia?

Así que, que uno tenga éxito no quiere decir que a ti te va a ir lo mismo. Tú tienes que seguir el deseo de tu alma. Eso es lo más importante. 

Siguiendo el deseo de tu alma, observando en el vacío donde están las infinitas posibilidades, lo tienes.

SEXTO CONSEJO – La frontera de la Matrix 

Vamos a hablar de la frontera de la Matrix y precisamente viene a colación con el punto anterior, con el vacío y el pedido. Para la Matrix lo que vamos a crear no existe frontera alguna. Nosotros tenemos poder infinito. 

Principio de Heisenberg: este tiempo nulo, este tiempo en el que empezamos a recibir las respuestas a preguntas que no nos hemos formulado. Quiere decir que, nos comunicamos con la intuición. Este físico alemán nos describe perfecto qué es el poder infinito y él lo estaba diciendo en 1938. Estaba diciendo que tenemos poder infinito. Fíjense que todavía en 2019 no logran conectar con ese poder infinito. 

No hay fronteras. Tenemos poder infinito. 

Tenemos que pedir al máximo nuestros deseos, comunicarnos con nuestros deseos. Si no sabemos cuál es el deseo de nuestra alma, empezar a cultivar la intuición.

Yo enseño muy bien cómo empezar a conectarse con la intuición para que empiecen a bajar la información que está dentro vuestro. Es fácil aprender a conectarse con este poder infinito para empezar a saber cuál es el verdadero deseo de mi alma. Hay que dejar de imitar a otros para empezar a lograr nosotros el poder del deseo de nuestras almas. 

No tienes límite alguno para crear. Tú estás manejando tu poder infinito y vas a entrar a tu vacío, a tus infinitas posibilidades, siempre y cuando utilices tu imagen holográfica de acuerdo a tu alma. No tenemos frontera de la Matrix. 

Entonces, empecemos a salir de los patrones limitantes que nos pone nuestra familia, nuestra educación. Te dicen: “Tú no puedes”. Olvídate de eso. Él no puede que está observando en el campo cuántico cuando te lo está diciendo. Tú sí puedes. Salid de los patrones limitantes. Salid de personas tóxicas que están al lado nuestro que quieren que nosotros no tengamos alas y volemos alto. Están al lado nuestro como hermanos, madres, padres, hijos, mejores amigos … 

Fijaros quiénes no desean que tú te eleves a la máxima expresión y salir de esas personas tóxicas, aunque duela. Después volverán, no te preocupes. 

Tómalo como si fuera una experiencia en la cual vas a convertirte en águila, vas a volar alto. Te vas a tomar tu tiempo y te vas a alejar de determinadas personas. Te vas a alejar de los patrones limitantes que te dijeron no se puede. No se puede en la persona que te lo dijo, tú sí puedes.

Si otro pudo, yo también y yo observo el vacío en el cual están las infinitas posibilidades. Por lo tanto, yo puedo hacer todo lo que deseo. 

Volar alto y salir de la frontera de la Matrix que tienen vosotros en este momento. Empezar a liberarse. Empezar a volar muy alto y si tienen que dejar cosas, situaciones, lugares, personas, las dejan. Y van a ver que en poquísimo tiempo tal y como está vibrando la Tierra en este momento, en poquísimo tiempo empiezas a volar muy alto. Así que, no existen fronteras en lo que nosotros creamos. 

Siempre digo a mis alumnos que dejen de mirar el 4% que es lo único que la humanidad mira siempre para empezar a ver el 96% que es donde está la verdad. La gente se pelea porque ve el 4% nada más. La gente se pelea por dinero porque mira sólo el 4%. La gente empezó a competir contigo porque sólo observa el 4%. La gente quiere que vueles bajo porque sólo observa el 4%. Las personas piensan que te vas a ir de sus vidas porque sólo observa el 4%. 

Lo que las personas alrededor tuyo piensen, digan o sientan a ti te da igual.

Tu única misión eres tú misma y entonces tú misma tienes que hacer todo el trabajo por ti. Nadie lo va a hacer por ti. 

Tú tienes poder infinito para crear todo el dinero que desees independientemente de personas, situaciones y cosas y aún si estás en las peores de las condiciones, no te preocupes. 

Entonces, empiecen a crear. Ya perdiste todo, no tienen nada que perder. La mejor situación es esa, así que si tú estás en esa situación eres el preferido. ¿Por qué? Porque ya no tienes nada que perder. Empieza a ganar.

SÉPTIMO CONSEJO – Conecta con la fe, la esperanza y la caridad 

Pensamos que la fe, la esperanza y la caridad son cualidades del ser humano, pero no lo son. En realidad, son entidades grandiosas que están al auxilio nuestro esperando a que nosotros las observemos para poder conectar con ellas. 

La fe es ese poder sostenedor que nosotros tenemos. Somos ese poder sostenedor. No se olviden de que somos poder infinito. Empezar a sostener ese poder infinito es la fe. Para poder empezar a sostener ese poder infinito lo tengo que observar y tengo que comunicarme con él. Esa entidad creativa tan grandiosa se une a mí y yo empiezo a manifestar la fe. 

La esperanza es otra entidad que está esperando a que nosotros la observemos. Es la puerta abierta a eso que nosotros deseamos con toda el alma. Cuando yo abro esa puerta, me comunico con esta entidad grandiosa. Me uno a esa entidad grandiosa y empiezo a manifestar la esperanza. 

La caridad es otra entidad grandiosa. Nosotros nos comunicamos con ella cuando tomamos la firme y total decisión de no pensar mal, de no hablar mal (no juzgar y no criticar), de ver todo lo bueno, ver la abundancia y lo grandioso que tenemos alrededor nuestro. Todos tenemos abundancia alrededor nuestro nada más que si tú no lo estás manifestando es porque estás observando la carencia. 

Alrededor tuyo en este mismo instante estás rodeado de abundancia porque el universo es abundancia pura. Nosotros somos abundancia pura.

Cuando yo me uno y lo que hago para unirme a la caridad, a la fe y a la esperanza digo: “Yo soy fe, yo soy esperanza, yo soy caridad”, estoy uniendo mi presencia yo soy a esas entidades. No son cualidades humanas. Esto lo dice Saint Germain. 

Son entidades grandiosas que están vibrando a la máxima vibración. Están esperando que tú les des la orden para bajar a ti. Pero no podemos engañar a estas entidades. 

Digo: “Yo soy caridad”, tengo que dejar de ver lo malo, tengo que dejar de hablar lo malo, centrarme sólo en la abundancia y dejar de juzgar y criticar. No saben la importancia que tiene dejar de observar en el campo cuántico juzgar y criticar. No juzguéis ni critiquéis a nadie ni a nada ni ninguna circunstancia en vuestras vidas porque lo que estás observando es lo que viene a tu vida. Hazlo por amor a ti mismo. No juzgues ni critiques a nadie. 

Comunícate con la caridad porque la caridad en el momento que yo la observo estoy unida a esa caridad. 

Cuando nos conectamos conscientemente, el cuerpo empieza a vibrar de una forma altísima utilizando la fe, la esperanza y la caridad.

OCTAVO CONSEJO – Somos esencia divina 

Yo SOY Dios en acción. Repítelo. Fuimos criados por esos conceptos limitantes de un Dios exterior y no hicieron más que esclavizarnos. Ese mensaje de Dios fuera es para que nosotros estemos sometidos a grandes corporaciones como la religión o la Iglesia o a pocos que tienen el poder sobre nosotros. 

Hay que dejar de pensar, sentir y ver a Dios fuera nuestro. 

Reconocer que somos esencia divina, somos Dios en acción y como tal no tengo límite alguno.

¿Dios tiene límite alguno? En la religión se dice: “Dios me dio esto, gracias a Dios”. Gracias a mi Yo soy.  Mi Yo soy creó esto. Mi Yo soy creo la sanidad, creo la enfermedad. Por lo tanto, usando mi esencia divina borro totalmente esa enfermedad. Empiecen a repetirlo tantas veces como sea necesario porque te empodera de una forma increíble. YO SOY DIOS EN ACCIÓN.

Yo no le debo nada a nadie porque, ¿Dios le debe algo a alguien? Yo no tengo que ser responsable por nadie. Todos son responsables en su forma individual de sus propias vidas. Todos son responsables de sus propias vidas. Entonces, dejar de mirar al otro, dejar de responsabilizarme por el otro. 

Obviamente los padres nos responsabilizamos en la medida que podemos de nuestros hijos cuando son pequeños sin dejar de quitarles las alas. Dejar que ellos manifiesten sus propios Yo soy, sino los estás esclavizando y eso es causa y efecto. Eso crea karma. 

Da alas a tus hijos. Deja que manifiesten su divinidad. Sólo ocúpate de ellos.

¿Y cómo me ocupo de ellos? Viéndolos sanos, libres. Viendo que nada les va a pasar porque son Dioses en acción ellos también. ¿Cómo voy a pensar que le va a pasar algo si es Dios en acción? Si le pasa algo, tú eres la única creadora de la causa que le ha generado ese problema a tu hijo. 

Libertad a todos. Dejar que cada uno manifieste su divinidad. Todos son Dios en acción y todos tienen libre albedrío. Pero que manifieste cada uno su libre albedrío no quiere decir que yo tenga que estar soportando abusos, deslealtades o aguantando. Eso también crea desequilibrio. 

Yo respeto tu divinidad en ti, respeta mi divinidad en mí y el equilibrio está en que los dos nos respetamos.

Si hay alguien que me no está respetando, yo no tengo por qué dejar que este ser divino que es Dios en acción me falte el respeto a mí. No lo tengo que permitir porque en ese momento yo estoy creando el desequilibrio, causa y efecto. 

Por lo tanto, yo estoy creando causa y efecto tanto si no permito la divinidad en él como si permito que él no respete mi divinidad en mí. Somos esencia divina. Repetir: “Somos Dioses en acción”. 

NOVENO CONSEJO – Empieza a estar en la vibración del dinero 

Yo tengo que estar en igualdad con esa frecuencia vibratoria del dinero porque si tú no estás manifestando dinero, estás en la frecuencia vibratoria de la carencia. Para poder estar en la frecuencia vibratoria del dinero lo que tengo que hacer es lo que ya hemos comentado en los consejos anteriores: la fantasía, la imagen holográfica, empezar a estar con el espíritu de riqueza. Empezar a vivir, no esperar a que yo tenga el dinero para empezar a vivir con ese espíritu de riqueza. 

Tengo que elevar mi frecuencia vibracional física a la misma altura de la frecuencia del dinero. La frecuencia del dinero es muy alta. Por eso, hay que hacer un trabajo para manifestar el dinero porque la frecuencia del dinero es exactamente la misma que le damos

Debemos en forma consciente elevar nuestra frecuencia vibratoria a la del dinero. ¿Cómo lo hago? Con las imágenes holográficas.

¿Cómo hago para dejar de tener miedo a la carencia? Si tú haces todo lo que te digo, ya por lo menos le estás haciendo frente al miedo. Estás tomando acción cuando se presenta el miedo. No estás dejando que el miedo haga lo que quiera contigo. 

Yo también uso lo que dice Heisenberg, este tiempo imperceptible que es el tiempo nulo en el cual yo soy poder infinito a conciencia. Yo lo uso a conciencia y transmuto la energía del miedo conscientemente todos los días porque los miedos se presentan todos los días. 

Todos los días se presentan miedos. Por eso, tenemos que autocorregir y autocontrolar la mente las 24 horas del día porque están todo el día despertándose memorias. 

Nosotros tenemos el banco de datos más grande que existe en el universo. Tenemos toda la información. Por lo tanto, hay millones de memorias que se van a detonar todavía. Por tanto, yo tengo que hacer un proceso consciente 24 horas 7 días a la semana. Es lo que yo propongo con Quantum Mind, 24/7. Para mí, las herramientas que sirven en este momento son 24/7 porque las memorias se están detonando. 

Así que, entra en la onda del dinero, en la vibración del dinero.

DÉCIMO CONSEJO – Vibra en el amor, en la gratitud y en el perdón 

Vibra en esa sintonía. ¿Cómo lo hago? Si en este momento estoy enferma, ¿cómo voy a estar en estado de gracia? Si en este momento me falta dinero, ¿cómo voy a estar en estado de gracia? Pero precisamente por no estar en el amor, en la gratitud y en el perdón estás en la enfermedad. Por no estar en el amor, la gratitud y el perdón estás en la carencia… 

Oblígate a estar en la vibración del amor, la gratitud y el perdón.

¿Cómo lo hago? Todo lo que observas en el campo cuántico, se manifiesta.  

Me acuerdo una época de mi vida que no podía agradecer nada y un día empecé: “Gracias, gracias, gracias”. De repente, empecé a observar lo que estaba alrededor mío y veía cosas para agradecer. 

Cuando yo estaba en la mente que estaba en preocupación, no podía ver las cosas para agradecer. Tenía alrededor muchas cosas para agradecer y no lo sabía.

Empecé a decir gracias y empecé a ver todo lo que estaba alrededor mío que tenía para agradecer y empecé a vibrar en la gratitud. Me di cuenta de que mi vibración corporal empezó a cambiar, mi estado de ánimo cambió por completo. Sólo agradeciendo. Entonces, vibra en el amor, en la gratitud y el perdón. Al principio con que pidas perdón, empiezas a observar aquellas cosas que tienes para perdonar, ya estás haciendo mucho. 

Háganlo porque no falla. Fíjense todo el trabajo. Nosotros pensábamos que sólo era visualizar y sentimiento y ya está. Entonces, no tenemos procesos creativos con éxito porque miren todo lo que falta y todavía yo le agregaría más. Aprender Quantum Mind. 

CONSEJO EXTRA – Aprender Quantum Mind 

Con Quantum Mind borramos y trasmutamos los miedos en forma instantánea. Testeamos googleando al inconsciente.

Yo les enseño a googlear al inconsciente y entonces, le preguntas al inconsciente cuál es el miedo del día y “Google” te lo dice al momento. Yo en el momento que lo veo, lo puedo transmutar porque lo único que hago es cambiar la observación. Es fácil. 

Una vez que yo veo lo que está observando mi inconsciente, qué miedo, entonces yo siendo el observador le cambio la orden y transmuto la observación. Entonces, el último consejo: 

Aprende a googlear al inconsciente y borra y neutraliza las memorias al instante.