Alcanza el dominio de tu poder

Alcanza el dominio de tu poder

Lo primero que debes tener en cuenta es que, para aprender a ejercer tu súper poder, tienes que vivir en la sencillez de las formas. Si le agregas preocupaciones, ansiedad y desasosiego a tu vida, entrarás en complicaciones innecesarias. En realidad, requieres de un solo ingrediente para ser feliz: Tu propia mente.

Entra en la sencillez

Si delegas tu poder en algo externo a tu mente, o en seres que crees superiores a ti, así sean Maestros Ascendidos, el mismo Jesús, o incluso Dios, no entrarás en la sencillez de vivir con tu súper poder. Nadie utilizará tu súper poder por ti. Cada uno de nosotros debe desarrollarlo por cuenta propia.

Esto quiere decir que si te encuentras con un ser súper poderoso, ese ser puede usar su súper poder solamente para sí mismo. Sin embargo, te repito que tu gran poder se encuentra en tu propia mente, sostenido por tu certeza y la aceptación de su existencia.

A lo largo de las eras anteriores, se nos había enseñado desde muy pequeños a delegar nuestro poder en otros, empezando por nuestros propios padres. Al crecer, se nos decía que había un Dios externo a ti, al que debías entregarle tu súper poder y pedirle todo lo que deseabas.

Y así le pedíamos a Dios, a nuestros padres, a nuestros profesores y a nuestros gobernantes. A medida que íbamos avanzando, siempre nos encontrábamos con alguien que creíamos mucho más poderoso que nosotros, y le delegábamos nuestras vidas, olvidándonos de realizar nuestros propios procesos creativos.

Reconoce que tienes un súper poder

Mírate. Eres muy poderosa o poderoso. No pongas tu atención en alguien más. Lo que debes hacer ahora es desarrollar el súper poder que está en tu mente. Nunca lo pierdes. Con él has dirigido todos los procesos de tu cuerpo físico y lo has hecho funcionar. Lo mejoras o destruyes a diario.

Con tu súper poder has desarrollado tu inteligencia. Con él has construido o destruido el lugar donde vives, la familia que tienes y todo lo que posees. Si has construido algo que no te gusta, lo has ejercido mal, pero ahora puedes aprender a usarlo a tu favor. Ahora puedes reconocerlo y avanzar.

¡Úsalo!

Una vez que lo has reconocido, puedes dar el siguiente paso, que es practicar su uso. Aprendes a dominarlo al emplearlo, sobre la marcha y todos los días. Es más, cuando has seguido mis consejos, lo has empezado a utilizar correctamente. Muchas personas me dicen que he cambiado sus vidas, pero no he sido yo.

Yo solo les he dado una pauta y ellos la siguieron. El que cambió su vida fue cada uno de ellos. Hay muchos otros a los que les doy esa misma раutа y no les cambia la vida. Lo logra solo quien aplica el conocimiento que le he transmitido. Yo soy una comunicadora y tu guía; nada más.

Yo no te puedo empoderar a la fuerza. Solamente te transmito mi conocimiento y las cosas que aplico en mi vida. El reconocimiento y correcta aplicación de tu poder son procesos personales. Muchos de ustedes ya lo hacen, pero tienen que avanzar aún más.

La sencillez de la forma empieza por no reconocer poder en nada ni nadie fuera de ti.

Vive en plenitud

Usar tu propio poder te liberará de todos tus bloqueos por siempre y para siempre. Ahí está la clave de tu libertad. Vive disfrutando, sin limitación alguna, sabiendo que eres un ser poderoso y que no hay persona ni cosa que pueda impedir que tus deseos se manifiesten.

El único que puede impedir su manifestación eres tú, al usar tu súper poder para inhibir eso que quieres. Si en este momento vives con bloqueos, debes dejar de emplearlo creando limitaciones. Dale la vuelta al proceso y di: «Si he creado este bloqueo con mi súper poder, entonces también puedo crear la forma de salir de él».

Por más profundo que sea el abismo donde crees haber caído, puedes escapar de él. Si alguien me dijera: «Rosanna, tengo una enfermedad incurable y me queda muy poco tiempo», le contestaría con toda franqueza que él mismo ha creado esa realidad con su súper poder, y que con ese mismo poder puede revertirla.

Esto te lo digo por experiencia personal. No tienes que pedir la ayuda de Dios ni de nadie más. ¿Y cómo reviertes esa realidad adversa? Invoca tu poder. Decreta lo que deseas. Usa ese poder y no esperes que suceda un milagro. Ten certeza desde el mismo instante en que has decretado, porque ya es un hecho.

Eleva tu frecuencia dejando entrar a la alegría

Disfruta la vida, porque eso es a lo que has venido aquí. Si no lo haces, el uso de tu súper poder no tendrá los resultados que deseas. Un superhéroe no deja de usar sus poderes hasta acabar con el villano. Ese villano es tu propia mente. No está fuera de ti.

Tú eres ese villano y ese superhéroe. Deja de ver la fuente de todo mal como algo externo a ti, y deja de culpar de tus males a los villanos que crees percibir allá afuera. Tu trabajo es convertirte en superhéroe y aniquilar al villano en ti. Deja de esperar que algo extraordinario ocurra allá afuera para poder ser feliz.

La fórmula es empezar a usar tu súper poder, y luego ser feliz y disfrutar la vida. Asimismo, debes pagar el advenimiento de dicho poder con un corazón abierto, lleno de alegría y certeza. Recuerda que puedes cambiarlo todo. Cuando te acontezca algo desfavorable, decide modificarlo sin llanto ni preocupación.

Eres poder infinito

La solución está en ti

No permitas que la preocupación llene tu mente, porque la solución ya está en ti. Conviértete en la solución y deja de crear un súper problema con tu súper poder. Reconócelo, manifiéstalo y aplícalo. Luego disfruta de la vida, porque ya has transmutado ese proceso creativo desfavorable.

¿No es grandioso que con tu mente puedas cambiarlo todo en un instante? Lo que has decretado con tu poder ya ha sucedido, a pesar de que dentro de este plano físico tengas que dejar pasar un tiempo y abrir un espacio para su manifestación. Decreta y sal del tiempo y el espacio. Dalo por hecho con certeza y fe absolutas.

Eso es vivir en un estado de libertad verdadera. Cuanto más vives de esa forma, más rápido llegan los resultados a todos tus pedidos. Al salir del tiempo y la forma, incluso puedes ganarle a la muerte, porque ya no estás dentro del ámbito donde habita.

Desarrolla tu intuición

Atiende la voz de tu intuición; ella te habla todo el tiempo. Esa es la voz de tu propio ser ascendido. No hay nadie más hablándote desde el exterior, así que quítale el espacio y el poder que le has dado a todo lo que está fuera de ti. No delegues tu poder. El único que te habla eres tú mismo en estado ascendido.

Cuando le das tu poder a otros, harán lo que quieran contigo. Para evitarlo, desarrolla tu intuición y percepción, y así harás que se respeten tus verdaderos deseos. Nunca los postergues por algo o por alguien, porque al hacerlo creas procesos que no están acordes a tu súper poder.

Siempre haces uso de tu súper poder, pero muchas veces lo ejerces desde el lado de la oscuridad. ¿Cómo? Cuando creas a partir de frecuencias bajas, como las de la culpa y el resentimiento. ¿Y por qué lo haces? Porque no escuchas ni respetas lo que te ha comunicado tu intuición.

No estabas haciendo caso a tu ser ascendido, a ese ser de una dimensión superior que te dictaba instrucciones. En cambio, has escuchado a ese ser de tercera dimensión que piensa todavía en darle poder a algo ajeno a él. El camino del error es no respetar tus deseos y delegar tu poder en otros.

Escucha esa voz interior

Puedes haber delegado tu poder en nombre del amor, el respeto, la obligación, la responsabilidad, o lo que quieras. En realidad no existen razones válidas para hacerlo, y debes evitarlo a toda costa, porque con ello no estás respetando tu ser y no estás usando tu súper poder como corresponde.

Lo estás usando al revés. Recuerda que siempre permanecerá en ti, minuto a minuto, desde que naces hasta que mueres, y de ti depende usarlo bien o mal. Así, una de las primeras claves que entendí y seguí fue percibir mis intuiciones. Así pude tomar decisiones de acuerdo a ella y no a lo que me decían que debía hacer.

Independientemente que lo que creas que debas hacer, si tu cuerpo, tu ser y tu intuición te dicen: «Da la vuelta y vete», entonces aléjate. Ese es un punto crucial a desarrollar, porque esa voz te habla todo el tiempo. Seguramente cuando te has equivocado alguna vez has pensado: «Pero si yo lo sabía».

Tu error fue no escuchar lo que tú mismo te decías. La mayoría de las personas, ante sus problemas y a causa de sus bloqueos, toman decisiones desacertadas. Así pues, considera atentamente tus bloqueos y busca el momento en el que te desviaste del camino por no respetar tus deseos.

Cumple tu deseo

Al examinar tus bloqueos, comprobarás que el error consistió en haber hecho caso omiso a lo que de verdad deseabas. Actuaste en aras de lo que creías estabas forzado a hacer en nombre de tus hijos, tu familia, Dios, o lo que fuera. Da exactamente lo mismo. Tú eres Dios, y su mandato es: «Cumple tu deseo».

La única verdad es que eres un ser con un súper poder. Haces uso de él para ti mismo, siguiendo los dictados de tu intuición, y por su conducto recibes tu deseo. Por el contrario, cuanto más tiempo ignores tus deseos, más grandes se volverán tus bloqueos. Tal conducta incluso puede conducirte a la muerte.

Pero ahora que ya sabes esto, puedes empezar a usar tu poder y respetar tus deseos. Lo primero es escuchar lo que tu ser te está pidiendo. Hazle caso y vivirás en una Tierra ascendida, que recibirá con los brazos abiertos a quienes estén preparados para permanecer en ella.

Quienes no lo estén se irán por sí mismos. Nadie los expulsará. Si decides irte, lo harás debido a que has usado tu súper poder para crear limitaciones, enfermedad y muerte, y todo eso te alejará de esta Tierra ya ascendida. Quien no esté a su altura, simplemente se tendrá que marchar.

Todo aquel que sea una fuente creadora de oscuridad se irá. La oscuridad misma ya se está yendo de este plano, y en breve desaparecerá. Por lo tanto, estar a la altura de esta Tierra ascendida debe ser una de tus mayores metas. Debes entrar en un estado de ascensión para alcanzar su misma vibración.

Deja las apariencias y vive tus verdaderos deseos

Disfruta sin culpa

Todo lo que percibes y deseas lo manifiestas. Por esto, debes obligarte a crear diariamente actos de disfrute en tu vida. ¿Y por qué menciono el concepto de obligación si te he dicho antes que es negativo? Para enfatizar la necesidad de salir de la apatía y la inercia donde has permanecido.

Si deseas adelgazar, tienes que obligarte a comer menos. Para lograr grandes cambios, tienes que tomar grandes decisiones. Una de ellas es aprender a disfrutar sin culpa. Busca todos los motivos que puedas para disfrutar. Los tienes al alcance de la mano, y la falta de dinero no es excusa, porque el disfrute es gratis.

Muchos dicen: «Si me fuera a Hawaii realmente disfrutaría de la vida, pero no puedo»: Eso es un espejismo de tu mente limitada, que piensa que el disfrute está en otra parte. El disfrute está en empezar ahora mismo a valorar lo que tienes y en reírte de todo, hasta de todos los absurdos bloqueos que has generado.

Ríete de ti mismo y regocíjate ante el descomunal poder que posees. Al considerar tus procesos creativos, alégrate tanto si aciertas como si te equivocas, porque cuando fallas también has usado tu súper poder, y cada error es una maravillosa y única oportunidad para aprender.

Quien conoce su súper poder lo agradece todos los días y también agradece lo que ha creado. Sabe que no existe el mal, sino procesos creativos errados, mismos que siempre pueden corregirse. ¿Tu vida es un absoluto desastre? Entonces te diré que eres extraordinariamente poderoso, porque toda esa adversidad la creaste tu.

Ríete mucho de tus grandes equivocaciones y agradécelas. Dale vuelta a tus procesos creativos con tu súper poder a medida que lo usas. No tienes límite alguno.

Sueña y decide sin culpa

Muchas personas sueñan limitadas por sus responsabilidades. Se conforman con muy poco y dicen: «No puedo hacer eso, porque me separaría de mi familia, mis padres o mis hijos». Siempre observan la limitación. Nunca debes verla, sino recordar que existen infinitas posibilidades de manifestación para tus deseos.

Otros no quieren ni siquiera mudarse de lugares desfavorables porque «no voy a quitarle el colegio a mis hijos». Tus niños siempre están preparados para el cambio, y no deberían ser pretexto para postergar tus sueños y abrazar la culpa. Si tienes la intuición de un deseo, muévete hacia él.

Toma la decisión sin culpa, porque cuando sigues el deseo de tu corazón no te equivocas, y todo lo que viene después es perfección. Si permaneces inmóvil puedes llegar a estropear tu vida. No olvides que cuando sueñas sin culpas, todo se amolda a tus deseos.

¿Cuántos padres y madres reprochan a sus hijos el incumplimiento de sus deseos? Les dicen: «Por ti me esclavicé y dejé de perseguir mi sueño, porque me quedé contigo atendiéndote». A quien diga tal cosa, le tengo malas noticias: La culpa es solo tuya. Tu creaste ese proceso de insatisfacción con la vida.

No hay excusas para dejar de soñar

Hay millones de mujeres y hombres que tienen hijos, trabajan y forman una familia donde todos son felices. Si afirmas: «No puedo irme a trabajar porque los niños se quedan solos», es que no has visto las infinitas posibilidades que tienes. No me des más excusas, porque conozco esa circunstancia a la perfección.

Yo he vivido muchas vidas en el transcurrir de una. He experimentado todo tipo de vivencias. Me he mudado de barrio, de ciudad y de país. Estando sola, le he dado manutención y crianza a una hija. ¿Y sabes lo que me ha pasado a lo largo de todos esos años? Que nunca he dejado de soñar y de manifestar.

No he tenido miedo a los cambios. Siempre me he animado a realizarlos, y puedo decirte que gracias a eso hoy tengo la vida que soñé. Y mi hija tiene la vida que soñó, porque le enseñé a soñar sin culpa. ¿Cómo? Con mi ejemplo. Mi enseñanza radicó en hechos y no en palabras.

No existe un motivo válido para cancelar tus sueños. Nunca lo hagas, porque entonces generarás una frecuencia baja de resentimiento, ira, tristeza, confusión y venganza. Nunca sueñes con culpa ni vivas sin libertad. Retoma tu poder ahora mismo y deja de crear dolor para ti y para todos los seres que te rodean.

Observa solo lo positivo

No delegues tu poder en nada ni nadie. Úsalo para cambiarlo todo. No veas los puntos negativos y céntrate en los positivos. Por ejemplo, si deseas mudarte, pero te preocupa cambiar a tus hijos de colegio, observa lo positivo del cambio. Te lo digo porque lo viví.

Tuve que cambiar de colegio a mi hija un sinfín de veces, porque, como te mencioné antes, me he mudado de barrio, ciudad y hasta de país. Ahora puedo decirte que eso fue lo mejor que le pudo pasar, porque hoy es una persona con el don de saber estar en cualquier lugar y disfrutarlo.

Se adapta a todo y es increíble la forma en la que hace amigos. Tiene un enorme grupo de amistades en muchos países y se mantienen en contacto gracias a las redes sociales. Tiene las puertas abiertas en docenas de sitios, gracias a todos los movimientos que hemos realizado.

Mira el resultado positivo de una acción que podrías estimar negativa. Así pues, pon mucha atención en lo que has hecho, y sobre todo en lo que has dejado de hacer, como resultado de observar la parte negativa y soslayar la positiva. En este caso, vivir en otros países puede significar conocer otras personas y lenguas.

Puede significar gozar de otros paisajes, culturas y comidas. Aprendizajes y amigos nuevos que te llevan a nuevos disfrutes. No te vuelves esclavo de ningún lugar o propiedad, y eres libre por completo. Entonces, toma el mando de tu vida, independientemente de lo que te creas obligado a hacer o cumplir.

No te odies por no cumplir tus deseos o no ser valiente. Estás a tiempo de hacer uso de tu súper poder. Recuerda siempre que no tienes límite alguno.

Toma el mando de tu vida ahora y para siempre

Nadie usará tu poder por ti, así se llame Dios, Jesús o Rosanna. Así sea tu padre, madre, esposa, esposo o hijo. Eres un superhéroe o una superheroína, y tu poder está en tu mente. No está en alguna otra parte. ¿Y sabes en qué te conviertes al usarlo? En libertad. Manifestar tu ser es la forma más perfecta de la libertad.

Solo depende de ti el hacerlo. Todo esto te lo dice alguien que está muy feliz con su vida. He tenido la valentía de tomar decisiones rápidas y certeras, siguiendo solamente mi intuición. Siempre he perseguido mis sueños, y ahora tengo una vida muy hermosa. Una vida en la que hago solo lo que quiero.

Y no me arrepiento de nada de lo que he hecho. Estoy muy feliz de la vida que le he dado a mi hija y de la enseñanza que le he transmitido. Esta enseñanza es la misma que ahora te comparto. Si funcionó para mí también lo hará para ti. Aplícala, y llegará el día en que vivas todo lo que has soñado.


Si te gustó este artículo y quieres profundizar más en este tema, te recomiendo que leas el artículo anterior: Ha llegado el fin del juego

Quiero invitarte a que te unas para recibir mis mensajes diarios que llamé: Una Mirada Cuántica. Todos los días envío un correo en donde hablo sobre diferentes temas relacionados con la mirada cuántica.

Regístrate aquí de forma gratuita para recibir todos los días en tu correo mis mensajes diarios