¡Disfruta tu vida!

¡Disfruta tu vida!

Las palabras de este artículo están extraídas de la vida misma. Describen ciertos procesos que puedes estar viviendo actualmente como parte de tu camino de salida de una mente puramente humana.

Estás lanzándote a frecuencias más altas con el objetivo de conectar con tu Presencia Yo Soy y permitir que ella sea la que dirija todo tu andar.

Y cuando ella te dirija, podrás salir de las limitaciones de una humanidad aún dormida.

Muy pronto lo conseguiremos, gracias al trabajo que hacemos entre todos. En este momento, la unión es muy importante. Recuerda que si cambias, cambia todo tu mundo. Desencadenas un colosal efecto dominó.

La gran flor de la vida

Cada acción que emprendes potencia las de los demás, y viceversa. ¿Has visto la estructura de la flor de la vida? Hay una en el centro y todo su entorno está fluyendo, componiendo nuevas formaciones, todas ellas unidas entre sí.

De esa misma forma se entrelazan los mundos de los demás con el tuyo hasta integrar una gran flor de la vida.

Lo que vamos a hacer entre todos es que esa gran flor de la vida se manifieste en este plano físico.

Puedes visualizar el centro de su estructura como el mundo donde habitas, integrado por los seres que amas y que te rodean. A su vez, estos seres tienen a otros que se unen a su mundo.

También se unen a tu mundo tus vecinos, jefes, colegas de trabajo, compañeros de escuela y otros más.

Considera cuantas personas tienen el honor de estar en tu mundo y cuántas interactúan a diario contigo.

Todas pueden ver el cambio en ti, por lo que, si cambias tu, cambian ellas y también sus mundos cambian.

Y ese cambio se transmite a lo largo de toda la estructura de la flor de la vida.

Tú, en el centro de tu mundo, irradias tu cambio, y al hacerlo, todo va siendo tocado por su efecto.

Justamente por esto, y ya que eres el centro de tu mundo, debes eliminar de tu vida lo que no disfrutas.

No olvides que cuando cambias tú cambia todo. Dentro de esta gran flor de la vida, una de tus decisiones puede impactar a la humanidad entera.

La vida es una sucesión de acontecimientos

Primero debes aprender a disfrutar de la vida.

Desde que abres los ojos y te levantas de la cama empiezan a sucederte una serie de cosas, que no se detienen hasta que te vuelves a acostar. Incluso después de eso prosiguen los sucesos.

Y esa vida podría estar centrada en una sola cosa, que por lo general es aquello que menos te gusta.

Al observar continuamente ese suceso desagradable lo magnificas, y entonces tu vida se transforma en esa pequeña cosa a la cual has puesto tanta atención.

Puede ser una deuda, un malestar con tu pareja, una dolencia física o un contratiempo laboral… Cualquier cosa que te moleste y te quite el disfrute.

Estás en el centro de la flor de la vida, pero no lo percibes porque tu foco de atención está puesto solamente en aquello que no te gusta y que acapara tus emociones y pensamientos.

Sin embargo, si abres bien los ojos, verás que al iniciar el día eres recibido por seres amorosos. Recibes un beso, un abrazo o una palabra bonita.

Nunca estás lejos del disfrute

Aún si te encuentras solo o sola, tienes muchos acontecimientos en tu vida que te pueden hacer disfrutar minuto a minuto: Unos padres que están vivos, el cumplimiento de metas, la realización de ciertas actividades y el encuentro con personas a las que deseas ver.

Suceden infinidad de cosas en tu vida y no solamente ese problema que sujeta tu foco de atención y se lleva toda tu energía.

El simple acto de comer es disfrute, así como el simple hecho de ver un paisaje maravilloso. Puedes estar solo en tu casa y no tener más que eso, pero con eso lo tienes todo.

Nunca estás lejos de aromas y sabores deliciosos, pero no los dejas llegar a ti cuando consumes toda tu energía en ese pequeño problema que has magnificado hasta el punto en que absorbe tu vida entera.

Puedes hasta provocar que le haga daño a tu cuerpo físico, a tus relaciones y a tus finanzas.

Atrévete a ser libre

Reconoce tu poder y sostén tu mirada hacia el disfrute

Cuando sabes —y lo sabías mucho antes de que yo te lo contara— que tienes un gran poder dentro de ti, que es tu Presencia Yo Soy, ya no le das ese poder a tu mente exterior para intentar resolver los problemas.

En esta Era de Acuario, la humanidad deberá aprender a usar ese poder y tomar el camino del auto empoderamiento.

Estoy segura que así será. ¿Por qué? Porque un ser empoderado ya habita en cuarta dimensión.

La tercera, como vengo diciendo hace ya un buen rato, se está yendo.

Cada vez puedes ver a más personas dentro de tu mundo, en el centro de tu flor de la vida, que ya hablan tu mismo idioma y desean los mismos cambios que tú.

Y yo, que tengo muchísimo tiempo lidiando en esta arena, te puedo asegurar que esto es nuevo.

Antes no era así; se nos tildaba de locos que creían en cosas raras.

Ahora todos observan y admiran esas cosas raras en las que crees. Incluso algunos quieren aprender de ti. Todo ha cambiado.

¿Y por qué cambió? Porque en la Era de Acuario, todos los seres humanos que permanecerán en este plano físico serán de cuarta dimensión. Habrán cerrado todas sus limitaciones.

Fíjate que hablo de limitaciones y no de problemas. Estos últimos son limitaciones que creas cuando magnificas aquello en lo que pones tu atención.

No desperdicies tu poder

Tus limitaciones siempre son fácilmente superables al unirte a tu Presencia Yo Soy.

Cuando sales de ellas, cierras toda posibilidad de que afecten de alguna forma tu vida.

Es ahí cuando vas a habitar en cuarta dimensión como un ser auto empoderado y que no depende de nadie más que de sí mismo.

Todo lo haces tú unido a tu ser, que es una parte de ti que al dividirse se quedó en un plano más elevado, y que va a dirigirte a través de tu poderosa Presencia Yo Soy.

De esta manera, si ocupas tu mente en magnificar esas limitaciones que has creado con tus memorias, desperdicias un poder enorme.

No hay nadie que pueda usarlo por ti para bien o para mal.

Por más que digas que has tenido una infancia muy difícil, has sido tú quien ha venido a este plano y ha creado esa realidad.

Has seleccionado toda tu realidad: Has elegido a tus padres y a todos quienes te rodean, y has venido a enfrentar la energía que has dejado en estancias anteriores.

Y cada vez que llegas aquí se te olvida todo. Entonces, vuelta a empezar, enfocándote sin cesar en las vivencias negativas, sin permitirte el disfrute. No te permites apreciar que también hay cosas grandiosas en tu vida, que están justo a tu lado y también habitan tu mundo.

Tienes un enorme poder creador

Ese poder, localizado en tu mente, hace que las cosas en las que enfocas tu atención sean las que dirijan tu vida.

Así pues, ¿deseas seguir siendo dirigido por un foco de carencia? ¿Por el “no me gusta, pero aguanto”, el “es insoportable, pero ¿qué hago si lo dejo?”, y el “en este trabajo me están explotando, pero es lo único que tengo”.

Todas esas consideraciones son limitaciones.

Al darles cabida en tu mente, no estás usando tu poder creador.

Recuerda que así como has creado esa limitación, puedes desaparecerla y empezar de cero.

Entrar en el campo de las infinitas posibilidades es entrar en el mundo entero, o más bien, en el Universo entero.

Deja de magnificar aquello que no disfrutas y hazte cargo de modificarlo a través de tu poder creador.

Hay miedos que te atacan, y el miedo al disfrute es particularmente insidioso.

Y también hablamos del miedo a perder seguridad, que te impide salir de tu zona de confort y tomar las decisiones más necesarias para tu vida.

Este miedo es muy loco, porque resulta que a veces debes tomar decisiones para sacar aquellas cosas que no disfrutas, pero que te dan seguridad.

Tu mundo es un auténtico caos por culpa de eso que te hace sentir seguro.

Así, sabes bien que hay personas y situaciones que deben irse de tu vida, pero temes enfrentar el cambio.

Lo que debes hacer para salir de tus limitaciones

Emprende el vuelo

Puede ser que tengas personas tóxicas a tu alrededor, así como trabajos, casas y barrios.

Cuando existe algo que no disfrutas, tienes que superar ese miedo a perder seguridad y sacarlo de tu vida.

Esas cosas hacen que te mantengas en el suelo cuando podrías volar.

Todo esto hace que tu frecuencia vibracional se desplome, cuando ya deberías estar cerrando tus limitaciones de tercera dimensión para entrar completamente empoderado en la cuarta.

Debes saber que eres un ser que puede resolverlo todo mediante la unión con su Presencia Yo Soy.

Así pues, en lugar de preocuparte, ocúpate en elevar tu frecuencia vibracional, porque es un componente esencial del campo electromagnético que permite la llegada de lo que deseas a tu vida.

Debes preparar ese campo a través de tus pensamientos y emociones.

No olvides que cuando magnificas tus limitaciones, las vuelves a crear.

No permites a tu Presencia Yo Soy dirigirte y tomas decisiones basadas en tus experiencias adversas y tus miedos.

En cambio, si te ocupas en mantener un campo electromagnético de altas frecuencias vibracionales, en las cuales tus pensamientos están enfocados solo en las cosas que amas, puedes superar esas limitaciones.

El hermoso mundo frente a ti

Recuerda la estructura de la flor de la vida, en la que muchos de los seres que viven en tu mundo te aman y te protegen.

Enfócate en ellos y no en esa minúscula cosa que hace que te desconectes de la frecuencia del amor presente en todo.

Estás observando solamente el problema y te olvidas del hermoso mundo que está frente a ti.

Hay muchas personas que me dicen sentirse encerrados dentro de una coraza.

Esa barrera es generada por tu mente cuando permanece enfocada en pequeñas adversidades y no te deja ver la belleza que te rodea.

Esa es la diferencia entre un ser humano normal y un ser en estado ascensional.

Un ser en estado ascensional está enfocado en la gran Totalidad y en el amor.

Observa con gratitud todo lo que le rodea minuto a minuto.

No necesita de grandes cosas.

No anhela poseer grandes fortunas ni cree que debe viajar a determinados lugares para alcanzar la iluminación.

Sabe que puede hacerlo justo donde está.

Sabe que el mayor disfrute está en un aroma, un sabor, una caricia o una mirada hacia al cielo.

En resumen, sabe usar su poder creador para salir de todas sus limitaciones.

De este modo, si logras ver el amor y la oportunidad del disfrute en todas las cosas, saldrás de cualquier problema que se te presente, sin importar su tamaño.

Enfócate en todas las cosas que tienes para agradecer y amar. Huele, escucha, mira, toca y disfruta. Sal del pensamiento enfocado en tu gran problema.

Aprende a soltar

¿Quieres solucionar tus problemas, independientemente del tamaño con que los percibes? Suéltalos.

Por eso digo que no conserves lo que no disfrutas.

No eres víctima de nadie, porque el único culpable de lo ocurrido en tu vida eres tú.

A partir de hoy, todo aquello o aquel que no te hace bien no debe estar en tu vida.

Tendrás que decir: “Si esto lo disfruto, esto se queda; Si esto no lo disfruto, ya no merece estar en mi vida”.

Reconozco que se requiere mucho valor para hacerlo, pero no te estoy hablando de algo que no he vivido.

Te puedo asegurar que es posible hacerlo, y que la recompensa es muy grande.

Llegados a este punto podrías plantearte las ya célebres preguntas: “¿Y cómo le hago Rosanna? ¿Cómo hiciste tú?”.

Bueno, pues lo primero que yo hice para salir de todas mis limitaciones fue trabajar en mi para salir del foco donde magnificaba los problemas. Tenía muchos miedos, sobre todo el de perder seguridad.

¿Qué debes hacer?

No podía observar las maravillas que me rodeaban a cada minuto de mi ahora, pero me obligué a hacerlo, hasta que logré unificarme con mi Presencia Yo Soy y hacer uso de ella.

Llevo muchísimos años practicando y practicando el uso de la Presencia Yo Soy.

Espero que al transmitirte mi experiencia, a ti te lleve muy poco tiempo.

Utilizaba el poder de mi Presencia Yo Soy mediante decretos.

Ahora te comparto uno muy bonito: Salgo de todas mis limitaciones a través de mi Presencia Yo Soy.

Utiliza ese decreto para que sea ella quien te dirija a través de las aparentes limitaciones que tienes en tu vida.

La vida se torna fácil cuando le das el poder a tu Presencia Yo Soy.

Lo único que tú debes hacer es mantener tu campo electromagnético limpio, puro, irradiado de altas vibraciones producto de pensamientos que observan solamente el amor, la gratitud y el perdón.

Imagínate, y esto es literal, que tus pensamientos, sumados a tus sentimientos, conforman un enorme rayo de energía que sale disparado de tu cuerpo y envuelve tu mundo, permaneciendo a tu alrededor, dentro de ti y a través de ti.

Entonces, lo primero en lo que debes ocuparte es dejar de magnificar tus limitaciones y expresar el decreto.

Activa solo pensamientos de altas frecuencias vibracionales, para que este campo electromagnético las sintonice y atraiga a ti solo lo que de verdad deseas.

Observa todo el amor que te rodea.

Es fácil, pero lo complicas cada vez que enturbias tu energía electromagnética con pensamientos centrados en tus limitaciones.

Y luego, si unes esos pensamientos limitantes a sentimientos negativos, no debería extrañarte que el rayo electromagnético que disparas esté impregnado de una energía completamente oscura.

Y esa energía negra te envuelve a ti y a todo tu mundo, incluyendo a los seres que tanto amas.

Lo que debe salir de ti es una radiación blanca y luminosa.

Cuando yo me di cuenta de eso, tuve miedo de tener pensamientos limitantes y que mi energía electromagnética enturbiara a las personas que amo.

Recuerda que lo haces cada vez que tienes pensamientos de dolor, de impotencia, de miedo a perder seguridad y de no disfrute.

Cuando dices: “no lo soporto, pero no me queda otra”, sale de ti oscuridad y enturbias todo lo que está a tu alrededor.

¿Ahora entiendes porque te duele el cuerpo, se acumulan tus deudas y los tuyos ya no quieren estar a tu lado? Así pues, sostén la mirada solo en aquello que te haga bien.

Si tienes que salir de una relación tóxica, no la sigas sosteniendo.

No sostengas tu mirada hacia ese sitio que te ha hecho daño.

Puedes cambiar de lugar de residencia o tener una pareja que te trate bien.

Eso es un cambio de mirada.

No debes aguantar maltratos, porque eres merecedora o merecedor de algo mucho mejor: Que te amen.

Lo mismo puede aplicarse a tu trabajo. Hay infinitas posibilidades de nuevos empleos.

Anímate y sostén tu mirada solo en aquello que te hace bien.

Imagina qué tipo de trabajo quieres, qué tipo de jefe quieres y qué tipo de compañeros quieres.

No sostengas esa actividad que te disgusta tanto y en la que te sientes atrapado.

Si deseas librarte de ese jefe, esa pareja y esa casa, deja de observarlas, porque al hacerlo las magnificas.

Empieza a construir tu futuro con un campo electromagnético blanco, guiado por tu Presencia Yo Soy, quien te da la oportunidad de tener ideas claras y de que solo se acerquen a ti personas semejantes.

Si preparas un campo electromagnético favorable a tu alrededor, solo llegarán a ti seres que también sostienen su mirada solo hacia las cosas que desean, que sostienen pensamientos de altas frecuencias, y que tienen a su poderosa Presencia Yo Soy trabajando a su favor.

Para poder sostener emociones de alta frecuencia debes apoyarte con diversas herramientas, tales como las meditaciones, la música, el deporte y el salir de casa, a fin de empezar a disfrutar y así cambiar tu mirada.

Lo esencial es modificar la energía de tu cuerpo físico, ya que con ello cambias la energía de tus pensamientos.

Apóyate también en seres que estén en la misma sintonía que tú.

En los que, en vez de encontrar problemas y limitaciones que potencien tus pensamientos negativos, sepan que son seres empoderados, que usan la Presencia Yo Soy y que te van a dar la palabra de aliento perfecta para que puedas salir de tus problemas.

Por eso debes sacar de tu vida todo aquello que no vale la pena.

No tengas miedo a perder seguridad, y si lo tienes, trabaja en él. Te será mucho más fácil si tienes herramientas.

Salir de tu zona de confort es todo un trabajo.

Te lo digo por experiencia, porque era tímida en extremo y no podía hablar con la gente.

Tuve que salir de esa mirada limitante en la que le tenía miedo a todos.

Le temía hasta a mis propias palabras.

No sabes la limitación tan grande que tenía, y en ese momento la única herramienta de la que disponía era traspasar mis miedos, porque era muy chica.

Pero si yo pude, tú también puedes.

Y si con tanta limitación yo pude traspasar el miedo, tú puedes hacerlo.

Tienes el apoyo de muchos seres y tienes muchas cosas bonitas para observar.

Por más grande que parezca tu problema, desde el punto de vista universal es algo muy pequeño.

Sin embargo, debes entrar en tu Presencia Yo Soy para poder verlo así.

Ese problema es pequeño y de fácil solución, porque así como lo creaste, lo puedes aniquilar.

El poder para hacerlo está dentro de ti, pero debes dejar de depender de los otros para ser feliz o para que te resuelvan tus problemas.

Solo tú puedes hacerlo, y puedes empezar a tomar acción activando el decreto que te acabo de compartir.

Activa pensamientos de altas frecuencias para limpiar tu campo electromagnético, al igual que una nube negra se descarga y con ello se aclara.

Ten cuidado, porque si no lo limpias, por efecto de la Ley de Atracción llegarán a ti palabras, personas, música, libros y películas que potenciarán tus limitaciones.

Debes ser valiente

Para salir de mi timidez extrema tuve que armarme de valor a un grado sumo.

Era la única herramienta disponible para mi en ese momento.

Tuve que animarme a todo, y en primer lugar a soñar y solamente observar lo bueno.

Muchos padres les dicen a sus hijos que es malo soñar. Que es necesario pisar tierra.

Pero ahora yo te digo: Anímate a soñar.

Anímate a dejar de sostener relaciones que ya no deben estar en tu vida porque ya no las disfrutas, y lo único que hacen es lastimarte con falsas promesas.

Sé valiente. La valentía también es una gran herramienta.

Está al alcance de tu mano y no cuesta dinero.

Ocupa todo tu tiempo en sostener tu mirada hacia lo bueno

Si estás aquí conmigo, es que quieres cambiar, y por eso eres grande.

Lo que ahora debes hacer es ocupar tu tiempo en sostener una mirada abundante y no carente; elimina esa mirada que no te deja ver el amor de tus hijos al estar tan preocupada por las deudas.

Hay muchas cosas en tu vida que vas a tener que dejar atrás.

Tendrás que dejar casas, barrios, ciudades, países, relaciones, trabajos, compañías, amistades, e incluso hijos y padres.

Si hay muchas cosas que ya no disfrutas, ocupa tu tiempo solamente en sostener tu mirada en aquellas cosas que quieres. Recuerda que es de grandes ser valiente.

Salir de tu zona de confort no requiere dinero

Esto también te lo digo por experiencia.

Salir de la zona de confort no requiere dinero: Requiere entrar en tu Presencia Yo Soy.

Lo que de verdad necesitas no es una gran cuenta bancaria, sino conectarte a esa poderosa Presencia y dejarla dirigir tu salida de la tercera dimensión.

Te repito: Lo único que debes hacer es activar pensamientos de altas frecuencias, sostener la mirada a lo que deseas, dejar de mirar lo que no deseas y ayudarte con herramientas.

Pueden ser herramientas cuánticas como las que enseño, pero también está la meditación, la música, los deportes y los amigos que son semejantes a ti.

Pueden ser salidas a la naturaleza, absorber energías de lugares potentes, o renovar la energía de tu casa y que está atascada.

La renuevas cuando haces limpieza y cambias las cosas de lugar.

Tira todo lo que ya no sirva. Despréndete de todo aquello que tiene que ser desechado.

Cuanto más tires, más vendrá a ti.

Todo esto no requiere dinero; requiere moverte y sostenerte.

Te puedo asegurar que el dinero viene en la medida de tus metas.

Viene mágicamente, porque tienes a tu alrededor un campo de infinitas posibilidades del que puedes extraer, o más bien atraer hacia ti la solución a todas tus limitaciones.

Si eres en Dios vivo, ¿a qué le temes?

Sé valiente, porque eres Dios en acción. Justo a tu lado, muy cerca de ti, están todas las salidas a tus limitaciones.

Conéctate con tu poderosa Presencia Yo Soy y sostén la pureza de tu campo electromagnético con pensamientos y sentimientos de la más alta vibración.

Y eso es lo único que debe estar en tu vida, porque es lo único que mereces.



Si te gustó este artículo y quieres profundizar más en este tema, te recomiendo que leas el artículo anterior: Cómo sanar todas tus relaciones

Quiero invitarte a que te unas para recibir mis mensajes diarios que llamé: Una Mirada Cuántica. Todos los días envío un correo en donde hablo sobre diferentes temas relacionados con la mirada cuántica.

Regístrate aquí de forma gratuita para recibir todos los días en tu correo mis mensajes diarios