10 consejos para comenzar a vivir la vida que deseas

Share on facebook
Share on google
Share on telegram
Share on whatsapp

¿Piensas que para empezar a manifestar la vida que deseas hay que esperar un tiempo, hacer sacrificios o esperar a que las cosas se acomoden para empezar a ganar dinero?

Para empezar a vivir la vida que deseas no hace falta esperar nada. El único momento que existe es aquí y ahora.

“A medida que avances en el camino de la luz, verás que la forma más fácil de saltar un inconveniente es darle la espalda y olvidarte de ello”. (Saint Germain)

Todos estamos avanzando en el camino de la luz independientemente de cómo estamos. Cada uno tenemos nuestra historia y en este momento el inconveniente parece lo más difícil que tenemos que pasar en nuestra vida.

No hay medida de qué es más difícil para uno o quién sufre más o menos. Detrás de cada inconveniente siempre hay dolor y sufrimiento. Hay karmas y traumas que hacen que te ates a situaciones y estés sufriendo.

A medida que avances en este camino de la luz la forma más fácil para saltar un inconveniente es darle la espalda y olvidarte de eso. Me vas a decir que eso es muy fácil en palabras. Es difícil cuando estás viviendo el inconveniente.

Ahora, te voy a dar 10 consejos para que puedas darle la espalda y olvidarte del inconveniente independientemente de lo que estés viviendo. Lo más importante es olvidarte porque si sigues sosteniendo el inconveniente en tu mente, lo sigues recreando. En vez de lograr que se vaya, lo sigues sosteniendo.

Dale la espalda al inconveniente independientemente de lo grave que sea y olvídate de eso para siempre para poder salir de esa situación. Vas a poder salir a partir de ahora. Hoy es el momento porque es el único momento que estás viviendo. Ahora estás construyendo tu futuro potencial.

O cambias ahora y construyes tu nuevo futuro potencial o sigues recreando y construyendo lo mismo que estás construyendo hasta ahora. Vas a tener que arremangarte y empezar a trabajar.

1. Perdona

No te mantengas conectado a lo que no te conviene. Estás sufriendo. Vas a tener que perdonar y olvidar. Perdonar y olvidar significa, como dice Saint Germain, cerrar la puerta y olvidarte. Saltar el inconveniente y empezar una nueva vida.

Perdona y olvida. Cierra la puerta y olvídate. Salta el inconveniente y empieza una nueva vida.

Supongamos que te echaron del trabajo. No sigas conectado en por qué te echaron. Eso está haciendo que sigas construyendo lo mismo que ahora. En vez de encontrar un nuevo trabajo vas a seguir apegada a ese trabajo del que te echaron.

Si tienes problemas en tu casa. Si tienes un manipulador, por ejemplo, no sigas conectado a ese ser porque te va a seguir manipulando. Di: “Hasta aquí llegamos. Perdono, olvido, pero no te miro más. Te doy la espalda y voy a saltar este inconveniente porque voy a empezar mi vida de nuevo, de cero”.

Cuando tú quieres empezar la vida de cero, vas a tener infinitas posibilidades.

El universo te va a dar en bandeja de oro, como dice Saint Germain, infinitas posibilidades para que salgas de la historia que te tiene atrapada.

Tienes la presencia Yo Soy. Tienes poder infinito y puedes construir lo que desees en tu vida.

Pero para ello, si no perdonas, no vas a tener congruencia entre tus pensamientos, sentimientos y la acción que vas a tener que tomar. Perdonar y olvidar es darle la espalda para siempre y empezar a construir tu vida de nuevo utilizando tu poder invencible universal. Utilizando tus pensamientos, sentimientos y tu frecuencia vibracional del amor.

Cuando perdonas, vas a poder conectarte de nuevo con el amor que ya eres, con esa presencia Yo Soy y vas a poder construir tu vida de nuevo.

Eleva tu frecuencia al amor

Para ello, vas a tener que elevar tu frecuencia al amor porque la frecuencia del amor es la que te va a conectar con la abundancia. Una vez que elevas tu frecuencia vibracional vas a ver gente que te va a ofrecer trabajo, personas que te van a ofrecer comida y van a venir personas que te van a ofrecer casas…

Tienes un poder invencible universal para volver a construir tu historia de nuevo para ello vas a tener que perdonar, olvidar, darle la espalda y saltar el inconveniente para volver a construir una vida ahora.

Mientras sigas en lo mismo que te está haciendo daño, no vas a poder construir nada porque tu frecuencia vibracional va a ser baja: en la tristeza, apatía, culpa, vergüenza, humillación, enfado… En esas frecuencias tan bajas lo único que vas a lograr es seguir construyendo en la carencia.

Entonces, vas a tener que tomar acción. Primero, perdonando. No te mantengas pensando en la situación. No lo cuentes a todo el mundo. Lo único que haces con eso es encontrarte en peores circunstancias.

Entonces, no postergues para más adelante o para cuando tengas dinero. No postergues porque vas a seguir atado a la carencia en la cual estás ahora sometido.

Así que, perdona. No te mantengas conectado a lo que no te conviene. No juzgues y no critiques. Dale la espalda y salta el inconveniente. Cierra la puerta.

Empieza a pensar qué es lo que tienes que hacer para elevar la frecuencia vibratoria a la alegría o al amor. O incluso a la neutralidad que es la mitad de camino al amor. En la neutralidad ya empiezas a crear cosas buenas.

2. Sal del papel de víctima

Es difícil salir del papel de víctima y empezar a ser el protagonista de tu propia historia.

Mientras permanezcas en el papel de víctima contándole a todo el mundo tus problemas, no puedes crear tu propia historia porque estás sosteniendo ese dolor en el que estás metido. Además, es probable que estés arrastrando a tus seres queridos.

Tienes que dejar de ser víctima y empezar a ser el protagonista de tu propia historia.

Para ello, vas a tener que perdonar. Vas a tener que olvidar sin condiciones. Vas a tener que darle la espalda a la situación y tomar acción.

Toma acción

Cuando tomas acción, el universo tiene infinitas posibilidades de darte cosas.

Una vez que sales del papel de víctima y perdonas, es como el genio de Aladino, te va a venir a ti y te va a decir qué quieres porque tienes infinitas posibilidades de solución. Deja de ver la única solución a lo que estás sometido. Esa precisamente no es la solución. Sal.

El universo te va a proteger porque cuando sales de la posición de víctima y eres protagonista de tu propia historia, estás utilizando la presencia Yo Soy. La presencia Yo Soy es poder infinito.

El poder infinito es verdad. Es tan verdad como que tú estás construyendo tu historia de desgracia en este momento porque lo estás usando con tu presencia Yo Soy todo el día.

Cada vez que te quejas de la situación en la que estás, usas el verbo presente. Entonces, deja de ver esas cosas porque estás creando y recreando en tiempo presente tu propia desgracia. No existen fuera de ti misma personas que te esclavizan porque tú te estás esclavizando sola. Lo estás construyendo tú con tu mente.

La manera más fácil de saltar un inconveniente es darle la espalda y olvidarte de eso. Mira qué fácil. Es tan fácil que es difícil de entender.

Deja de juzgar y de criticar y empieza a ser el protagonista de tu propia historia.

¿Cómo? Haz algo. Renuncia a tu trabajo… Toma carrera. Y vas a ver que el universo cuando empiezas a utilizar tu presencia Yo Soy, te da la solución al instante.

Yo no sé cómo, pero de esta salgo”. Esa es mi presencia Yo Soy. El universo jamás te va a dejar desamparada. Estás siendo observada por seres que te aman.

Toma acción ya y vas a ver cómo solucionarlo.

Si tienes que salir a buscar trabajo, sal ahora. Golpea las puertas que va a haber trabajo para ti. Cuando tú decides: “Yo consigo trabajo”, “Yo tengo el dinero hoy” … Te puedo asegurar que lo tienes, pero tienes que salir y tomar acción.

Sal de tu papel de víctima y sé el protagonista de tu historia. ¿Cómo? Deja de quejarte y ve a golpear puertas si necesitas trabajo o dinero que te lo van a dar. Si lo decides, hoy mismo consigues ese trabajo. Sal y deja de seguir construyendo lo mismo. Vas a empezar a crear un mundo para ti y para los seres que estás arrastrando sin querer de bienestar y de amor.

Usando la poderosa presencia Yo Soy tienes un poder invencible.

Nadie te puede hacer daño porque la única que te estás haciendo daño eres tú con tus procesos creativos, con tu juicio y con tu crítica.

3. Deja de auto sabotearte

¿Sabes qué es el auto-sabotaje? Por ejemplo, procrastinar, dejar para más adelante algo.

Deja de decir que la solución no la tienes ahora porque no tienes dinero, casa, otro trabajo para renunciar a ese trabajo que te está sometiendo y lo postergas. Eso es procrastinar, dejar para más adelante la solución. La solución no está más adelante porque el futuro no existe.

El futuro no existe porque lo estás construyendo ahora.

Por lo tanto, ese futuro potencial que crees que va a venir no lo estás construyendo. No va a venir porque no lo estás construyendo con tu frecuencia vibratoria de la alegría, del amor o de la buena voluntad, de la aceptación o de la neutralidad que son frecuencias vibratorias en las cuales vas a empezar a crear la abundancia que quieres.

Si no estás siendo congruente con tus pensamientos, emociones y acciones, no vas a construir nunca ese futuro potencial.

Si estás sometido en un trabajo, fíjate cuántos años hace que estás sometido porque ese futuro no llega nunca. El futuro no existe. Existe el ahora que está construyendo el futuro potencial. El ahora que está construyendo tu futuro potencial está siendo sostenido por una frecuencia de enojo, culpa, vergüenza, humillación, agotamiento, desesperanza, pérdida de fe… ¿Qué vas a construir con todo eso?

Fíjate cuál es tu emoción ahora.

¿Tristeza? No vas a construir nada nuevo. Nada bueno. ¿Culpa? ¿Miedo? Con ese miedo vas a seguir construyendo malas cosas.

Toma acción perdonando, saliendo del papel de víctima y dejando de auto sabotearte.

Es decir, no postergues para mañana. Ese es el mayor auto-sabotaje, postergar. El único momento que estamos viviendo es el ahora. Deja de repetir que el único momento que vivimos es el ahora y empieza a vivir este momento ahora. Entiende que el ahora es el que está construyendo tu futuro.

Eleva tu frecuencia vibracional. Sal de la culpa, el enfado, la confusión, el miedo, la tristeza, el odio…

Si estás viviendo una situación horrible en tu vida, no te sientas mal porque sientas odio. Asúmelo, no pasa nada. Es lógico y sano que lo sientas en este momento, pero con ese odio estás construyendo carencia.

Vas a tener que perdonar para salir del odio. Vas a tener que perdonar para salir del victimismo. Vas a tener que perdonar para salir del auto sabotaje. Empieza ya a construir tu futuro potencial en este instante. Empieza a sentir que tienes una solución, esperanza.

La solución está dentro de ti

“Yo consigo el trabajo hoy”. “Yo tengo el dinero hoy”. Eso es utilizar la presencia Yo Soy. “Hoy tengo la solución”. Presencia Yo soy es el poder de mí ahora. Ese el único poder que tengo ahora mismo y es el que tengo que usar.

Esto es vivir en el ahora. “Yo consigo la casa”. “Yo me mudo”. “Yo consigo este trabajo”. “Yo consigo el dinero para sostener mi familia”. “Yo tengo la solución a todos mis problemas”. “Yo le doy la espalda a mis inconvenientes”. Eso es presencia Yo Soy.

Empieza a tomar acción y empieza a moverte. Sal de tu casa. Vas a ver que vas a encontrar personas, consejos, situaciones, dinero…

Todo lo tienes al alcance de tu mano porque el universo empieza a conspirar y te lo trae en bandeja de oro.

4. Trabaja en tus dificultades

Me vas a decir que tu dificultad es que no tienes dinero, casa o salud para poder irte. Vas a tener que trabajar en tus miedos, tus memorias, tus karmas y tus traumas. En todo eso que te trajo a este lugar donde has construido esta situación.

Tienes que tomar acción en cómo vas a trabajar tus dificultades.

Muchas veces, si no tienes herramientas para trabajar tus miedos, con traspasarlo ya haces mucho.

Si tienes miedo a tomar una decisión, toma la decisión.

Si dudas de tomar una decisión, la duda es miedo. Toma la decisión así te juegues la vida.

No te preocupes, cuando saltas y no sabes lo que hay detrás de ese vacío, la energía vibracional es tan alta que no te asombres que generes la decisión al instante.

En toda mi vida si hay algo que hice fue saltar al vacío. Desde que aprendí a usar conscientemente mi poder infinito y universal, salto al vacío. Quiero algo, salto al vacío porque sé que cuando salto, lo tengo al instante. Lo tengo al instante porque traspasé el miedo.

Cuando saltas al vacío, traspasas al miedo.

Vas a tener que saltar al vacío y esa es una forma de trabajar con tus dificultades.

Así te tengas que escapar de tu casa, escápate, pero salta al vacío. Si te escapas, perdona y olvida y no te mantengas conectada con el inconveniente. Quiere decir que, no le sigas dando vueltas. No te mantengas conectado con eso que sucedió. Y trabaja con tus dificultades.

Sé que es difícil. Si no puedes traspasar tus dificultades, pide ayuda. Hay mucha gente a tu alrededor que te puede ayudar. Es fácil transmutar los miedos, así que haz algo para transmutarlos.

El universo quiere que trasmutes los miedos porque cuando trasmutas tus miedos, estás haciendo un bien a ti y a la humanidad.

Primero, porque tú dejas de crear inconvenientes. Dejas de crear pensamientos que te hacen daño a ti y a terceros. Cuando borras algo para ti, estás borrándolo para todos. Por eso, el universo quiere que tú borres el inconveniente y trasmutes el inconveniente. El universo te va a dar todas las posibilidades. Hoy mismo hay muchas posibilidades. Yo misma te estoy dando opciones.

No estás sola

Hay mucha gente que está ayudando y trabajando para el universo en este instante. Así que, no estás sola. No estamos solos, hay un montón de gente que estamos activamente ayudándote para que puedas saltar el inconveniente.

Utiliza esto que te estoy dando. Agradécelo, utilízalo. No sirve de nada escucharme a mí o leer esta información y luego seguir criticando, juzgando, odiando, no perdonando, siendo víctima…

No sirve de nada. Al contrario, es peor porque ahora sientes culpa de no usar las herramientas que te estoy enseñando. Es peor, tu frecuencia vibracional baja a culpa. Antes estaba en odio. La vergüenza y la culpa son las emociones más bajas. Utiliza esto que te estoy enseñando.

Pon en práctica las herramientas que te estoy enseñando y deja de criticar y de juzgar. Agradece y empezará a subir tu vibración.

5. Deshacerte de viejos hábitos

Haz un listado de los hábitos que tienes: perfeccionismo, estar a la defensiva, culpa, victimismo, rigidez, herramientas de manipulación para conseguir lo que quieres…

Reconoce tus hábitos y deshazte de ellos. Trabaja en cómo salir de ahí.

Normalmente el manipulado termina siendo manipulador. La víctima se convierte en victimario. Si has vivido situaciones de manipulación, fíjate si no estás manipulando. Reconócelo y empieza a cambiar. Así tengas que perder gente. Quizás si reconoces que eres manipulador, la gente te quiere dejar porque no te soporta más. Desapégate.

Has cometido un error, asume el error y desapégate de esa situación. Empieza a trabajar con ello desde el amor.

Quizás logres superarlo o quizás desde el amor vas a poder tener una relación sana de amor. Tal vez no estén contigo, pero vais a seguir viéndoos y vais a seguir estando en amor. Reconócelo. Asúmelo, así tengas que “perder”.

No pierdes, ganas.

Estás ganando luz y amor para ti. Tu frecuencia vibracional va a elevarse a la luz y al amor. Vas a conectarte con la abundancia.

Quizás esa gente que se está yendo, se quede o quizás viene algo bueno para ti. Siempre conéctate con el amor y la luz. Asume si eres tú la que tiene el hábito enfermo y empieza a cambiar.

El camino de la luz es un trabajo en el cual vas a tener que esforzarte.

No vas a encontrar la luz si eres manipulador, obsesivo, perfeccionista… ¿Quién te soporta si eres así? Estás haciendo daño. Deja de hacer daño.

Conviértete en amor. Conviértete en luz porque es tu camino hacia la luz.

Como dice Saint Germain: “A medida que avanzas en el camino hacia la luz, la manera más fácil de saltar el inconveniente es darle la espalda y olvidarse de ello”.

Da la espalda al inconveniente. Olvídate y empieza a mirar el camino a la luz. El único lugar donde sanas todos tus dolores y tus inconvenientes es el camino hacia la luz.

El camino hacia la luz es el camino en el que aumentas tu frecuencia vibracional y empiezas a conectarte con el amor.

No tienes que aumentar tu sabiduría ni tu espiritualidad. No tienes que hacer nada porque tú eres Dios en acción.

Lo único que tienes que hacer es aumentar tu frecuencia vibracional al amor para que entre tu ser espiritual perfecto, sabio, abundante.

Entonces, si eres de los que están sometiendo, deja de someter. Si estás siendo sometido, dale la espalda y empieza a ser la protagonista de tu propia historia. Perdona. Sal del papel de víctima. Deja el auto sabotaje. Trasmuta tus dificultades y deshazte de tus viejos hábitos.

6. Concéntrate en tus sueños

Es lo único que tiene que absorber toda tu energía. Concéntrate en tus sueños. Acuérdate que estamos en la Ley del Mentalismo, todo es mente. No existe nada fuera de este universo que no sea construido por la mente. En la Ley del Mentalismo todo lo que tu cerebro cree, ya sea que estés visualizándolo con tu mente o ya sea real, para el cerebro es real.

El cerebro no distingue entre realidad y ficción.

Entonces, concéntrate en tus sueños.

Dedica el 100% de tu tiempo en construir tu sueño.

Visualiza

Construye tu sueño. Si quieres el trabajo, visualiza el trabajo. Visualízate trabajando. Cómo quieres trabajar, dónde, cómo quieres vivir, cuánto quieres ganar. Cuenta el dinero. Empieza a dibujar. Empieza a contar dinero con tu mente. Mira cómo alguien te está pagando. Observa tu cuenta bancaria llena de dinero. Eso es concentrarte en tus sueños. Recuerda esto: el cerebro no distingue entre realidad y ficción.

Por lo tanto, haz en la ficción lo que quieres recibir. Dibuja la ficción todo el tiempo. Dibuja en tu ficción la casa donde quieres vivir, con quién quieres vivir, cómo quieres hacer el trabajo.

Olvídate porque ya le has dado la espalda al inconveniente. Has saltado el inconveniente y le has dado la espalda.

Céntrate en tus sueños todo el tiempo.

Es el hábito más importante y el más bueno que puedes hacer por ti, concentrarte en tus sueños.

Cuando estás concentrado en tus sueños, tu frecuencia vibracional sube a la alegría. Estás en la gratitud.

Cuando estás concentrado en tus sueños, estás sintiéndolo ya. Lo estás vibrando. Estás en el amor porque lo estás soñando y el chakra del corazón se abre.

En el momento en que elevas tu frecuencia vibracional, empieza a construirse tu sueño.

Depende del desapego que tengas

El tiempo en que tu sueño venga a la realidad depende del desapego que tengas.

Cuando tienes desapego, estás tranquila con la seguridad de que eso va a venir a tu vida.

Y me dirás, ¿cómo hago para no tener ansiedad si no tengo para comer o no tengo con qué pagar el alquiler?

Ese es el trabajo que tienes que hacer, el camino de la luz. Ese es el camino del Buda, la fe inmensa en la cual estás sosteniendo ese sueño que estás construyendo independientemente de la realidad que tengas fuera. Mejor dicho, de la ilusión que tengas fuera.

La realidad está en tu mente creadora.

Construye con tu mente creadora un sueño para aumentar la frecuencia vibracional.

Quantum Mind nació en mi vida porque estaba haciendo todo para salir de mi mente. Para poder perdonar, salir del victimismo, salir del auto sabotaje porque procrastinaba, salir de mis dificultades, deshacerme de mis viejos hábitos y concentrarme en mis sueños. Quantum Mind salió para que yo pudiera despejar mi mente.

“Cuando tengas tu mente en paz, vas a dejar fluir tu espíritu sin obstrucción y manifestar tus deseos”. (Saint Germain)

Ese era mi lema. Mente en paz para manifestar los deseos, para dejar que el espíritu penetre sin obstrucción. Ese era mi lema todo el día, mente en paz. Tanto observé la mente en paz que conseguí Quantum Mind.

Te puedo asegurar que a mí también me pasó lo que te pasa a ti y Quantum Mind nació gracias a todo eso que me pasó. Yo decía: “Tengo que trabajar para mi mente en paz”, “Trabajo para mi mente en paz”, “Tengo mi mente en paz” … Y el universo te lo trae en bandeja de oro y es verdad.

A mí el universo me lo trajo en bandeja de oro porque yo dije: “Tengo mi mente en paz”. Entonces, el universo me dio herramientas para que pudiera tener mi mente en paz.

7. No generes resistencias

Hay algo que veo que no todavía no se termina de entender y es qué significa la presencia Yo Soy porque no veo que haya un cuidado exquisito. Sabemos que somos los creadores de nuestra propia vida.

Seguramente sabes qué es la presencia Yo Soy. Seguramente sabes que la presencia Yo Soy es hablar en tiempo presente. Yo decía: “Yo tengo la mente en paz”. Eso es presencia Yo Soy.

Y a pesar de todo esto que ya sabes, no estás cuidando el uso de la palabra. Escucho constantemente gente que no usa correctamente la presencia Yo Soy en sentido positivo. Entonces, ¿cómo puedes crear una vida sin resistencias?

Cada vez que te dices “No puedo”, no vas a poder. Cada vez que dices que tienes tal enfermedad, estás sosteniéndolo.

Usas herramientas para sanarte y, por otro lado, estás contando a todo el mundo el problema que tienes. Estás haciendo un esfuerzo consciente en decretar y luego te pasas el resto del tiempo diciendo exactamente lo que no es. Eso es generar resistencia.

Habla poco, porque cuando hablas poco, te equivocas poco

“Un camino de mil millas empieza con un primer paso”. (Lao Tsé)

Observa cómo tienes que hablar. Tienes que hablar poco para no crear resistencias.

El mal uso de la presencia Yo Soy genera resistencia. Decreto “Yo soy luz”, “Yo tengo trabajo” y después te pasas hablando, criticando y juzgando. ¿Qué tiene más valor? Tiene más valor la frecuencia vibratoria con la cual estás sometido todo el día y no con el decreto.

Tienes que ser congruente entre pensamiento, sentimiento y acción. Si decretas algo, te tienes que sostener en el decreto todo el día.

Tienes que sostener tu frecuencia vibratoria alta (sentimiento), tienes que sostener el pensamiento (tu sueño) y tienes que sostener la acción.

Si estás decretando que tienes un trabajo, tienes que salir a buscarlo. No te puedes quedar en casa sentada con los brazos cruzados porque ya decretaste, porque eres poder infinito y la presencia Yo Soy ya sabes usarla y entonces va a venir el trabajo a ti. No. Tienes que tener congruencia entre pensamientos, emociones y acciones todo el día.

Habla poco. Si puedes callarte la boca, cállate. No hables porque a tu lado va a haber personas que van a estar hablando con la presencia Yo Soy mal. Así que, ten cuidado con lo que dices.

8. Abandona el ego

Hay que acariciar y mimar el ego para que no se dispare. Las que estudian herramientas conmigo sabéis que hay una herramienta que yo llamo El sensor del Ego. Con esta herramienta ponemos el Ego en neutral.

En neutral no quiere decir que desaparezca. Quiere decir en equilibrio con la Tierra.

El Ego es necesario e importante en nuestras vidas para sostener la supervivencia.

Yo digo que abandones el Ego cuando tus sueños los hagas por vanidad o por venganza.

“Ahora vas a ver voy a ser la mujer más exitosa…”. Eso es venganza. “Ahora vas a ver que voy a comprarme la mejor casa de todo el barrio”. Es vanidad. Eso no es presencia Yo Soy. Eso es Ego, es vanidad.

Entonces, vas a tener que abandonar el Ego ahí en ese punto.

El Ego es bueno para la supervivencia y es bueno tenerlo en equilibrio con la Tierra.

La Tierra también tiene Ego. El átomo tiene Ego. Vas a tener que abandonar tener sueños solamente para vengarte o por vanidad o restregarlo. Eso no es perdonar y olvidar sin condiciones. Entonces, vas a tener que abandonar el Ego.

9. Paciencia

Muchas veces dejas el sueño a punto de precipitar al punto que empieza a aparecer, pero no tienes paciencia. Esto no funciona. Decreto, decreto y no aparece”.

Ten paciencia porque el sueño está en camino.

Si sostienes el sueño con todos estos consejos que te estoy dando, no vas a tener ningún inconveniente en que se vea.

Si te tiras al vacío, más rápido viene tu sueño.

Así que paciencia.

Paciencia, el sueño está viniendo a tu vida. Deja que el sueño venga porque la impaciencia impide que tu sueño llegue.

10. Cambia tus creencias y expande tu conciencia

Ahora estando aquí estás expandiendo conciencia. Eso ya lo estás haciendo. Cambia las creencias y expande tu conciencia. Pero no solamente escucharme o leerme, vas a tener que aplicarlo y verás que cuando lo aplicas, empiezas a cambiar tu vida.

Aplica lo que aprendas y empezarás a cambiar de vida.